Interior

El SUTE continúa su lucha para que el Ejecutivo de Mendoza cumpla los acuerdos paritarios ya firmados. En ese marco, integrantes del Secretariado Ejecutivo Provincial se dieron cita en sede de la Junta Calificadora de Celadores, a fin de exigir el normal funcionamiento del cuerpo colegiado.

El pasado miércoles, los referentes gremiales habían pactado una reunión con el Presidente de la Junta Calificadora, Sergio Márquez, quien a su vez es Director de Recursos Humanos del Gobierno Provincial, pero este no se hizo presente.

El faltazo de Márquez es habitual, ya que sólo concurrió una vez al local 20 de la Galería Tonsa, donde funciona la Junta.

El Sindicato ha denunciado que hay una decisión política del Gobierno de Mendoza de entorpecer y ningunear la tarea del Cuerpo Colegiado, ya que “de nada vale que se sigan emitiendo bonos para celadores, si después el presidente de la Junta no sólo se va a ausentar, sino que no va a emitir la resolución por la que los celadores puedan acceder a los cargos sólo por concurso y con bono de puntaje”.

Como puede verse, hay un doble discurso, ya que por un lado el Gobernador no se cansa de repetir que todos los trabajadores del Estado deben ingresar por concurso y por otro, ningunea a la Junta y sigue promoviendo el ingreso de celadores a dedo, tal como  ha sucedido recientemente en escuelas de San Carlos, Tunuyán y Guaymallén.

En otro orden, desde el SUTE exigen que “el “Presidente de la Junta, Sergio Márquez, vaya a trabajar”, porque si no además de menospreciar la tarea del Cuerpo Colegiado, el Ejecutivo Provincial está incurriendo en una velada malversación de fondos, ya que se estaría invirtiendo en recursos humanos y materiales, sin sentido.

Al gremio no le sorprende el accionar del Gobierno, ya que “han demostrado claramente su desprecio por el ámbito paritario”. Sin embargo, el problema es muy grave porque lo que se firma en paritarias tiene fuerza de ley y el gobierno, con su accionar, está incumpliendo con la normativa vigente.

El Secretario General del SUTE, Adrián Mateluna, dijo que “hay una decisión política de ningunear a la Junta, a la que no le permiten cumplir su función. Desde que asumió este gobierno han dejado en claro que hay un desprecio hacia la Junta de Celadores. Primero, tuvimos que luchar durante varios meses para que nombraran a sus propios miembros, hasta que finalmente lo logramos. Ahora, tenemos que pelear para que Sergio Márquez, el presidente, vaya a trabajar y emita las resoluciones necesarias para que los celadores ingresen a los cargos por concurso y con bono de puntaje. No hay dudas, que Jaime Correas -Director General de Escuelas- y Alfredo Cornejo -Gobernador- son los que han tomado esta decisión, porque uno es el máximo responsable de la cartera educativa y el otro es el responsable político del gobierno. Da la sensación que si por ellos fuera, disolverían la Junta de Celadores, cuerpo colegiado por el que hemos luchado durante tanto tiempo, hasta que logramos su constitución por paritaria. Está más que claro, que quieren seguir haciendo punterismo político. Lo demuestran con los recientes nombramientos, a dedo, de celadores en varios departamentos”.