Sin embargo, el gremio recordó que el objetivo final, es que los jueces fallen en favor del recurso de inconstitucionalidad contra el ítem aula y el decretazo. En otro orden,el sindicato indicó que la baja del ausentismo dada a conocer por el Gobierno, se explica porque los docentes están yendo enfermos a trabajar para no perder el ítem aula.

Muy preocupados para que no se les caiga la estrategia montada contra los Trabajadores de la Educación, desde el Gobierno de Mendoza salieron esta semana con dos conferencias de prensa, tendientes a emparchar, primero. y a intentar justificar, después, al repulsivo ítem aula.

Mientras más hablan, más la embarran… Quieren emparchar una rueda que está reventada… Lo único que hacen es quedar -cada día más- en evidencia de cómo a partir de un capricho mentiroso, pretenden instalar una verdad irrefutable… Cientas y cientas de frases como estas y de otro tenor, son las que se reproducen en las escuelas de Mendoza.

El ítem aula, sigue desvelando al Gobierno de Mendoza, que no sólo puso a la provincia como un mal ejemplo nacional -es la única jurisdicción que ha aplicado un ítem de esta naturaleza-, sino que  además castiga a los Trabajadores de la Educación, ya que es ilegal, discriminatorio y extorsivo.

Cómo será la preocupación del Ejecutivo, que tanto el Gobernador, como el Director General de Escuelas, no descansan en su afán de imponerlo y venderlo como la solución a los problemas del sistema educativo.

Cuando en la paritaria de marzo, el SUTE rechazaba el ítem, y argumentaba que era ilegal, discriminatorio y extorsivo lo hacía con la debida fundamentación. Además de rechazarlo por ser parte de un aumento en negro y por fuera de la estructura salarial, los paritarios del gremio argumentaban que dejaba afuera a muchos Trabajadores de la Educación -embarazadas, cambio de funciones, enfermedades de largo tratamiento, licencias por casamiento, paternidad, etc.-.

Con el paso de los días, el Ejecutivo fue retrocediendo y dándole la razón al SUTE. Primero, reconocieron que las docentes embarazadas no podían quedar fuera del ítem, luego, incluyeron a las licencias por motivos de accidente o enfermedad profesional, ahora, buscan revertir la situación de los cambio de funciones.

Increíblemente, sin importar el cómo y que detrás de esos fríos números hay seres humanos, el Gobierno de Mendoza, con Cornejo y Correas a la cabeza, anunció en otra conferencia de prensa -el jueves- que ha bajado el índice de ausentismo docente en Mendoza.

Hubo que escuchar frases como: “este tipo de cosas que estamos haciendo muestran cómo en realidad hay un objetivo de fondo que lo vamos logrando”… “los resultados están bastante por encima de las predicciones que teníamos”… “creo que vamos en un camino bueno de volver a valorar la labor docente”… “le estamos poniendo orden al servicio educativo”… “estamos llevando adelante una política programada vinculada a la calidad del servicio”… “Queremos premiar a los docentes con cambio de funciones que no estaban contemplados en el pago del ítem aula con anterioridad”… “bajó el ausentismo docente con respecto a los mismos meses del año pasado, gracias a la influencia del ítem aula, que beneficia en la liquidación salarial a los maestros cuanto mayor presencia registran en el aula”… “el ítem aula tiene alguna influencia sobre estos logros, hay docentes que están entendiendo el mensaje”… “el incentivo ha funcionado”…

Lo que evidentemente no saben o prefieren omitir los funcionarios del Ejecutivo,  es que cientos de trabajadores de las escuelas están yendo enfermos a trabajar para no perder el ítem aula. Sólo basta recorrer los establecimientos de la Provincia para corroborarlo.

El SUTE, cuyos referentes sí recorren las escuelas, refutó en conferencia de prensa, los números que lanzó el Ejecutivo: “por un lado siguen dando marcha atrás y nos siguen dando la razón con lo que dijimos en marzo, en la paritaria, acerca del ítem aula y por otro, muestran estadísticas ficticias que no reflejan la verdadera realidad de los trabajadores en las escuelas”.

“El Ejecutivo retrocede sobre sus pasos y miente con las estadísticas”

El Secretario General del SUTE, Adrián Mateluna, respondió las declaraciones públicas y los anuncios que desde el Ejecutivo realizaron con “bombos y platillos”, durante la semana, el Gobernador Alfredo Cornejo y el Director General de Escuelas, Jaime Correas: “lo primero que se nota es que no visitan escuelas. Nosotros desde el SUTE estamos recorriendo establecimientos de toda la provincia. Personalmente en las últimas horas, estuve en Tunuyán. Hay un dato que es muy grave: los docentes están yendo enfermos a trabajar. En la últimas cuatro escuelas que visité, entre las que están la Islas Malvinas, Einstein y Ojeda, encontramos a siete compañeras y compañeros que estaban en la escuela dando clases enfermas -neumonía, gripe-. También, otro caso de un docente que había sido papá, pero que no estaba tomando la licencia que por Ley le corresponde. En todos los casos eran compañeras/os que no tienen margen, que no pueden perder el ítem aula porque son sostén de hogar. Es increíble que una compañera con neumonía -con una licencia certificada por quince días-, al cuarto día estaba dando clases, con lo que esos significa para su salud e inclusive la salud de sus alumnos, para que no la afecte el descuento. Muchos compañeros en toda la provincia han resuelto ir  a trabajar enfermos para no perder el ítem aula”.

Mateluna, agregó: “desde el Gobierno se llenan la boca hablando de calidad educativa, pero no tienen en cuenta que un compañero enfermo no puede brindar todo lo que espera y necesita un estudiante de él y para colmo hacen que el trabajador postergue su salud. Después se toman la cabeza cuando ven la cantidad de cambio de funciones que hay. Está más que claro que el ítem aula es extorsivo. Los Trabajadores de la Educación ahora tienen que optar entre cuidar su salud y perder 2000, 3000 o 4000 pesos de su salario o a la inversa, para no perder ese dinero tienen que ir a trabajar enfermos, con todo lo que esos significa. El gobierno le achaca al ítem aula una mejora en el hecho educativo. Cómo va a ayudar esta situación a mejorar la calidad educativa, si lo único que hace es tener al trabajador frente al aula, pero no importa en qué condiciones.

El Director General de Escuelas miente cuando dice que en las escuelas los docentes están contentos y que tienen ganas de colaborar con este proyecto educativo del gobierno. Eso es porque no recorre escuelas. Si fuera a los establecimientos, como lo hacemos diariamente desde el Secretariado Ejecutivo Provincial del SUTE y desde los Secretariados Departamentales, se daría cuenta que lo que hay en las escuelas es enojo contra este ítem ilegal, discriminatorio, extorsivo y que encima va por fuera del básico y fue otorgado por decreto”.

El titular del SUTE, aseveró: “este gobierno tira cifras de dudosa procedencia. Cifras armadas para justificar lo injustificable. Son meras estadísticas frías, que pisotean a los seres humanos para que le cierren los números. Esto es más de la misma política de ajuste que están llevando adelante”.

Finalmente, Adrián Mateluna, enfatizó: “lo que sí deben saber en el Ejecutivo, y que también muestren la estadística del aumento del costo de vida y de los tarifazos, es que el incremento salarial miserable, que impusieron por decreto, ya se lo comió la inflación. Por lo tanto, exigimos que se reabra urgente para discutir una verdadera recomposición salarial y una veintena de temas que parecen no querer tocar; hay escuelas que se caen de a pedazos y que tienen cientos de inconvenientes y no han hecho nada. Después hablan de calidad educativa”.