El pasado lunes -30 de junio-, el SUTE realizó una nueva Formación Sindical de Delegados Escolares Permanentes en toda la provincia. Distribuidos en seis sedes, alrededor de 500 representantes debatieron sobre la función del delegado escolar para la construcción de un sindicalismo que luche por las reivindicaciones sectoriales y por la transformación de la educación pública.

Los Trabajadores de la Educación, afirmaron que el SUTE se construye desde la escuela, con cada delegado que asume la práctica sindical como proceso democrático, participativo y decididamente comprometido con el destino del pueblo. Estas prácticas ponen en juego la construcción de un sindicato fuerte, unido, democrático, frente al peligro de la imposición de las políticas neoliberales que llevan adelante tanto el Gobierno Nacional como el Provincial.

Los delegados destacaron que es indispensable crear espacios de participación y lucha que además de la acción, la marcha, la protesta, recreen el trabajo sindical cotidiano en la búsqueda de alternativas y nuevos caminos políticos desde la escuela, juntamente con los sectores populares. Así mismo, requerir condiciones necesarias para la construcción de conocimiento colectivo, el cual permita acceder a la realidad, discernirla y abordarla en la escuela.

Quienes asistieron a la formación reconocieron que la construcción colectiva de militancia necesita formación y estudio como herramientas de práctica política y sindical para erradicar el analfabetismo político, que promociona la “objetividad de la tarea educativa” y la “neutralidad del conocimiento”.

Durante la formación, se puso en valor a la paritaria como espacio de logros y conquistas de los trabajadores y la necesidad de perseverar en la defensa de los derechos y continuar la lucha. También, se abordaron los principios protectorios del trabajo.

Con motivo de los 100 años de luchas docentes en Mendoza, que se conmemoran este año, los delegados reflexionaron sobre los momentos históricos de nuestra militancia y los procesos de lucha de nuestras organizaciones.

 

 Finalizados los seis encuentros, los trabajadores arribaron a las siguientes conclusiones:

 

• Ser delegado, implica escuchar a los compañeros y estar presente en cada demanda y cada conflicto.

• Observación permanente de lo que sucede en la escuela. Generar un espacio de información, opinión amplio con los trabajadores en la unidad de trabajo.

• Promover que los reclamos se hagan de manera colectiva con toda la escuela, visibilizando los conflictos, denuncias y persecuciones. Hacer conocer las problemáticas sociales del contexto.

• Participar en todos los espacios -dentro y fuera de la escuela- para defender los derechos, atender los reclamos y resolver los conflictos. Ante cualquier situación de injusticia colectiva debemos intervenir.

• Recuperar e implementar la cartelera escolar como espacio de lucha e información dentro de la escuela.

• Utilizar los 30 minutos que establece la paritaria en las reuniones de personal para informar, escuchar, organizar a los trabajadores de la escuela.

• Elaborar la actas, documentos y escritos, necesario para defender a los compañeros. El acta gremial es fundamental como herramienta sindical.

• El asesoramiento legal del sindicato es fundamental, para que el delegado se sienta fortalecido y acompañado en su función.

• Promover campaña de afiliación para ampliar la base de la organización sinidical.

• El delegado debe ser referente no sólo sindical, sino también en lo pedagógico y lo laboral.

• Crear más redes y ampliar los canales de comunicación entre delegados y con el sindicato.

• Promover la realización de reuniones por sector para focalizar reclamos y coordinar acciones de resolución.

• La solidaridad como valor indispensable para enfrentar el embate neoliberal y la construcción de la unidad para llevar adelante la lucha.