Con tiempo y para evitar que la DGE pueda salir con alguna “sorpresa desagradable” que implique un perjuicio para los Trabajadores de la Educación suplentes, desde el SUTE exigen que el gobierno escolar trabaje para que se garantice la continuidad de estos trabajadores durante el receso de verano.

Desde la Dirección General de Escuelas dijeron que “no hay ninguna decisión adoptada respecto del salario de los docentes reemplazantes en enero y febrero próximos”, ante la versión que el Gobierno provincial adoptaría el criterio de no abonar los salarios a ese sector en ese período. Según el gobierno escolar “la continuidad de los programas depende de cada dirección de área. Además, el año pasado la resolución sobre las continuidades de los suplentes se firmó el 31 de diciembre, por lo que no entendemos el apuro del sindicato de tener respuestas a esta altura del año”.

Desde el SUTE, en  tanto, el Secretario General, Adrián Mateluna, en declaraciones a los medios sostuvo que “no nos extrañaría que estén especulando con perjudicar a nuestros compañeros suplentes, porque estamos en presencia de un gobierno neoliberal que busca achicar el Estado y la escuela. El gobierno escolar debe saber que debe trabajar con antelación los temas, porque no es justo que como el año pasado, los 10 mil compañeros que revisten carácter de suplentes tuvieron que esperar hasta el último día del año para saber si tenía o no la continuidad que tanto esperaban y necesitan. Los trabajadores necesitamos trabajar y cobrar nuestros salarios los 12 meses, sin importar si somos titulares o suplentes. Sería un retroceso no pagarles a los suplentes. Recuerdo que hace 15 años el sistema funcionaba de manera muy injusta y por la lucha y la militancia gremial pudimos revertir la historia y ponerle un manto de justicia a la situación. Recuerdo que en aquella época, miles de docentes buscaban changas en el verano para poder sobrevivir y no siempre eran convocados a tiempo para estar de regreso a clases en marzo”.

Mateluna, indicó que “si la DGE no dicta la resolución de continuidades, el último día de noviembre de este 2016 estarían cesando en sus funciones los suplentes y quedarían sin trabajo los meses de diciembre, enero y febrero y regresarían a trabajar en marzo. La precarización laboral será tremenda. Todo parece indicar que este gobierno va en busca de la privatización de la Educación, como el actual modelo chileno, lo que es una barbaridad. O acaso no saben que en el vecino país hace tres años que viven movilizados porque exigen un modelo como el argentino: estatal y gratuito”.

El titular del SUTE, dijo también que el Ejecutivo de Mendoza pretende seguir achicando la escuela pública por lo que continúan con la política de reducción en todos los niveles. Quieren menos grados y todos con 30 alumnos. En los comedores a los niños una vez por semana les entregan comida como la gente, por ejemplo, yogurt, leche, lo demás es barato, de mala calidad, es comida de cuarta. En realidad es un achique general que están haciendo en el presupuesto de Mendoza y vemos que afectan los derechos de aquellos que son más vulnerables en la salud y la educación. Desde el SUTE, como siempre, vamos a dar la batalla para defender los derechos de los trabajadores, alumnos y a la educación pública en general”, concluyó Mateluna.