Más de 400 mil Trabajadores de la Educación de todo el país, participaron de la masiva convocatoria realizada por CTERA para exigir Paritaria Nacional y en rechazo a las políticas neoliberales que lleva adelante el Presidente Macri y que acompañan varios gobiernos provinciales, entre ellos el de Mendoza.
La Marcha Federal Educativa había comenzado el 20 de marzo en las provincias más alejadas y el 21, partió la columna Cuyo, con Trabajadores de la Educación del SUTE, ASDE -San Luis- y UDAP -San Juan-.
Ya el 22, todas las columnas, que arribaron desde los distintos puntos de la geografía Argentina, se confluyeron en Capital Federal, y se concentraron en la mítica Plaza de Mayo.
Comenzado el acto, con la histórica plaza colmada, al igual que las calles adyacentes, todos y cada uno de los oradores pusieron el énfasis en la necesidad de que de manera urgente el Gobierno Nacional convoque a Paritarias y que tome medidas urgentes en defensa de la educación pública.
Sonia Alesso, Secretaria General de CTERA dijo que “los docentes marchamos para decir que los maestros no nos arrodillamos. Estos señores, el Presidente, el Ministro de Educación, nos han agraviado a todos porque ninguno ellos -según palabras de los propios funcionarios- cayó en la escuela pública. Estamos aquí por una cosa muy sencilla, para decirle al presidente que cumpla la ley, que convoque a paritaria nacional. Es una gran alegría poder sostener que los maestros enseñamos valores, que en las escuelas nos importa la solidaridad, nos importa el otro, el respeto, la democracia, la justicia y la igualdad. No es lo mismo valor que precio. Los maestros tenemos valores, ellos están muy acostumbrados a los que tienen precio. Por eso no nos rendimos, tenemos dignidad. A pesar de las amenazas, de los aprietes, nosotros no nos rendimos, seguimos peleando”.
La titular de la Confederación de Trabajadores de la Educación de la República Argentina aseveró: “de norte a sur, de oeste a este, docentes y celadores de toda la Argentina nos hemos movilizado para rechazar las políticas de ajuste que llevan adelante tanto el gobierno nacional como muchos gobiernos provinciales. Estamos acá para decirle al Presidente que cumpla con la ley, que respete una ley votada por el Congreso, una ley por la que nosotros militamos, por la que llevamos adelante luchas en todo el país, como fueron la Marcha Blanca del ´88, la Carpa Blanca del ´97. Si el Gobierno no escucha el reclamo, este conflicto no se soluciona y seguiremos dando la lucha en la calle. Esta contundencia, estos 400 mil compañeros, le están diciendo basta a esta políticas y que convoque urgente a Paritaria Nacional. Esta operación del Gobierno no empezó ayer. No es desde la semana pasada que el Gobierno viene sosteniendo que la educación pública no sirve, que los maestros no estudian… Desprecia a los científicos y a los universitarios. El Gobierno viene por la mercantilización, por eso nuestra tarea es difícil: es dar una batalla de ideas”, concluyó.
Por su parte, el Secretario Gremial del Sadop, Pedro Bayúgar, afirmó: “el Gobierno dice que nos convoca al diálogo mientras nos aprieta. En Mendoza impusieron el ítem aula. En la provincia de Buenos Aires ofrecen un plus a los que no paran. Somos trabajadores, y por eso el diálogo con el empleador no se hace en una mesa de café, sino a través de una institución: la paritaria. No hay diálogo si no hay paritaria”.
En tanto, Sergio Romero, de la UDA, indicó: “el Ministro de Educación miente cuando dice que el salario inicial va a subir siempre, por automaticidad. Esa es una cláusula complementaria, que se refiere sólo a no quedar por debajo del salario mínimo vital y móvil, que no invalida la paritaria. Los docentes no somos estúpidos”.
Finalmente, Luis Tiscornia, de la Conadu Histórica, concluyó: “que quede claro, el país necesita un Ministro de Educación, no un gerente de recursos humanos. Lo que hace Bullrich no es digno de un Ministro de Educación”.