“Nuevamente el Presidente de la Nación injurió alevosamente a los docentes, intentando acallar nuestra lucha, donde hemos demostrado que no nos arrodillaremos ante el ajuste que lleva adelante su Gobierno. El Presidente afirmó que: “hay un grupo que resiste, privilegiando sus intereses personales, su pequeño nicho de poder – hasta a veces – ejercido en forma mafiosa El Presidente insulta e injuria a los docentes que ejercemos el derecho de defender los intereses de los Trabajadores de la Educación y de nuestros estudiantes ante un Gobierno que ajusta en materia educativa, que no cumple las leyes votadas por el Congreso de la Nación – como la Ley de Financiamiento Educativo -. Este nuevo ataque no llama la atención de un Gobierno que mandó a reprimirnos el 9 de abril cuando quisimos instalar la Escuela Pública Itinerante. Un Gobierno que no escuchó ni vio a los 85.000 docentes que se movilizaron el 6 de marzo frente al Ministerio de Educación de la Nación, que no vio a los 400.000 docentes y ciudadanos que apoyaron la Educación Pública en la Marcha Federal Educativa del 22 de marzo, ni a las 229.500 personas que brindaron su solidaridad y apoyo al reclamo docente. Los representantes docentes somos elegidos democráticamente por los Trabajadores de la Educación, nuestras acciones son respaldadas por asambleas y Congresos. Este nuevo insulto demuestra el desprecio del Presidente hacia las organizaciones de los trabajadores que no nos resignamos al ajuste y a la política económica y social que está produciendo millones de pobres. En consecuencia, por todo lo expresado, CTERA manifiesta su enérgico repudio y exige al Presidente de la Nación que respete las instituciones de los trabajadores”.