Una jornada con mucha emoción y llena de recuerdos traídos y aplicados al presente, se vivió el pasado martes 23 de mayo, día en que el Secretariado Ejecutivo Provincial del SUTE conmemoró los 29 años de la histórica Marcha Blanca de 1988.

Tras las palabras de bienvenida, el Rector del Instituto de Educación Superior “Simón Rodríguez”, Gustavo Maure, hizo un recorrido histórico de los 100 años de luchas docentes en Mendoza, poniendo el énfasis en la Marcha Blanca de 1988, como así también en otras luchas nacionales. Tal como lo hace en los micros televisivos que se emiten por Canal 7 -Pasado/presente- el reconocido docente y líder sindical dejó un claro mensaje de cómo se debe dar la lucha en estos tiempos y cómo los trabajadores debemos ser creativos para superar el ajuste que pretenden llevar adelante los gobiernos de turno.

A continuación, como reconocimiento a la tarea que a diario realizan docentes y celadores en cada una de las escuelas de la provincia y del país, el Secretariado Ejecutivo Provincial del SUTE puso en valor el trabajo que desde el año 2014, lleva adelante la Escuela N° 4-023 Molinero Andrés Tejeda del departamento de Las Heras, con el proyecto Sembrando Memoria, Verdad y Justicia. La Directora de la institución, profesora Paula Corazza, explicó la tarea que vienen realizando y presentó un video acerca del tema.

La parte final del acto, fue la máxima emotividad. Se presentaron los guardapolvos que artistas mendocinos habían intervenido, en señal de apoyo a la lucha que llevan adelante los Trabajadores de la Educación en defensa de la Escuela Pública. Fueron agasajados  Miguel Repiso (REP), Alfredo Ceverino, Lu Libertina, Laura Rutman, Andrés Casiani, Bernardo Rodríguez, Marcelo Marchese y Daniel Barraco.

Destacada actuación tuvieron los alumnos de la Escuela “Juan Kairuz”, de Palmira. Los chicos, dirigidos por el profesor Darwin Díaz, presentaron “De la montaña al mar”, un proyecto que tiene 16 años y que pone en valor y en escena, todo el potencial de esta escuela que tiene la modalidad artística en teatro y donde se trabajan todos los ejes: danzas, música y expresión corporal. Sin dudas, una alternativa que como dice el director artístico del grupo “trajo felicidad a jóvenes de la comunidad, que día a día encuentran en el arte su crecimiento personal”.