Ley 5811

Protección a la maternidad

Prensa » Lunes, 22 de Noviembre de 2010

Ante las reiteradas consultas de las Trabajadoras de la Educación, respecto de la Protección a la Maternidad, desde el SUTE queremos llevar tranquilidad y aclarar algunos aspectos relacionados con el tema.

Protección a la maternidad

Si bien están claros los derechos de las Trabajadoras de la Educación que se desempeñan como titulares, las dudas surgen respecto de las trabajadoras suplentes, o en cargos temporarios o con las celadoras refuerzo.
Al respecto, la legislación es clara: "Todas las trabajadoras de la Educación dependientes de la DGE que se desempeñan como docentes titulares, personal temporario o celadoras refuerzo, tendrán derecho a la estabilidad absoluta en el cargo que revisten al momento de la notificación de su estado de embarazo, a la Dirección General de Escuelas.
Esta notificación se realiza presentando a la Directora de la escuela, el certificado médico que confirma el estado de gravidez y una nota –cuyo modelo se encuentra a disposición en sede central SUTE y departamentales- en donde se solicita adherir al acuerdo paritario del 11 de octubre de 2005, conforme a la convocatoria efectuada por Decreto Provincial Nº 955/04 en donde la DGE, por la parte patronal y el SINDICATO UNIDO DE LOS TRABAJADORES DE LA EDUCACIÓN, por los trabajadores, han arribado al acuerdo colectivo de RÉGIMEN DE PROTECCIÓN A LA MATERNIDAD.
Este acuerdo implica la percepción íntegra de los haberes y el derecho a las licencias pagas por maternidad y cualquier otra "vinculada a su estado de embarazo".
Este derecho se extiende desde la notificación que haga la trabajadora a la DGE y hasta los ocho meses posteriores al parto. El certificado debe ser extendido por un facultativo médico, con la fecha probable de parto. Para el caso de licencias vinculadas con el estado de embarazo, la trabajadora deberá acreditar tal circunstancia ante la junta médica de la DGE.
Cumplida la licencia post-parto, si el cargo en el cual se encontraba la suplente hubiera sido ocupada por un titular, la Dirección de la Escuela deberá ofrecerle otro cargo en el mismo establecimiento -si lo hubiere-, caso contrario, se le ofrecerá otro cargo en la escuela más próxima al domicilio de la institución donde prestaba servicio, o bien más próximo al domicilio de la trabajadora.
Cabe aclarar que en el caso de las trabajadoras que posean un cargo titular y otro suplente, este acuerdo rige para su cargo suplente, ya que las titulares tienen continuidad garantizada.
Para tener en cuenta
Los Trabajadores de la Educación están comprendidos dentro de la Ley 5811, de régimen de licencias. La misma, fue modificada por la ley 7426, del 20 de septiembre de 2005, en su Artículo 54, capítulo V -Protección de la Maternidad- en donde se establecen ciento veinte (120) días corridos de licencia por maternidad, pudiendo iniciarse hasta treinta (30) días corridos anteriores a la fecha probable de parto. Ciento veinte (120) días corridos por adopción, contados a partir de la entrega del niño. Ciento veinte (120) días corridos a partir del alta hospitalaria del recién nacido prematuro. Ciento ochenta (180) días corridos, a la madre del recién nacido con capacidades diferentes, que necesiten mayor atención física y psicológica. Ciento ochenta (180) días corridos, a madres con nacimientos múltiples. También se modificó el inciso 1 del art. 50 -Licencias Especiales de la Ley 5811- por el cual el padre goza de cinco (5) días hábiles por nacimiento de hijo.