Alumnos de la Escuela “Capitán Candelaria”, sin clases


Otra institución tuvo que suspender el dictado de clases por tener por problemas de infraestructura. Esta vez, le tocó a la Escuela N° 1-213 “Capitán Luis Candelaria”, ubicada en San Esteban y Lavalle de El Algarrobal, Las Heras.

En esta zona no hay cloacas y el pozo séptico de la entidad educativa colapsó. El mismo ha sido destapado en varias oportunidades, pero las napas complican la situación y las aguas servidas corren por el patio de la escuela.

Es por esto, que los alumnos no tuvieron clases toda la semana pasada, lo que complica el desarrollo normal del proceso educativo. Lo curioso es que directivos de la Escuela N° 4-250 “Sin nombre” que está al lado -comparten patio- decidieron no suspender las clases pese a tener cerca las aguas servidas, que constituyen un peligroso foco infeccioso.

Pero este no es el único inconveniente que tiene la Escuela N° 1-213 “Capitán Luis Candelaria”, ya que desde hace varios años presenta varios problemas.

Tal es el caso del sistema eléctrico que desde hace mucho tiempo no funciona en su totalidad. También, es común que cada tanto la institución se quede sin agua potable.

Desde hace tiempo la comunidad educativa tiene otra preocupación que está relacionada con la inseguridad que hay en la zona. Según vecinos, hay robos constantemente alrededor de la escuela y en el barrio. La falta de un cierre perimetral y el mal funcionamiento de la alarma, son una preocupación. Reclaman presencia policial a la entrada y salida de los estudiantes, como así también una mejor iluminación.

Existe una superpoblación en la matrícula -640 alumnos- debido a la creciente demanda de alumnos que asiste. La institución ha formulado un pedido para ampliar el edificio actual o trasladarse a uno nuevo, más grande y que cuente con las condiciones básicas, pero ese petitorio aún no tiene respuestas del Gobierno Escolar.

Debido a la delicada situación, el miércoles 7 de septiembre se realizó una asamblea de la que participaron Trabajadores de la Educación de la escuela, referentes sindicales del SUTE y también autoridades del Gobierno. Desde Infraestructura, se comprometieron a vaciar el pozo séptico, aunque no dieron respuesta para solucionar el problema de fondo.

Ante la situación, referentes del SUTE, labraron acta gremial.

El pasado viernes la asamblea decidió corte de calle para el viernes 16 de septiembre ante la falta de respuesta a los problemas que tiene la institución desde hace mucho tiempo.

Previous Jubiladas de Alvear festejaron su día
Next Concurrido festejo por el Día del Maestro Jubilado