Ante la crisis en SUTE San Martín


Compartimos la posición adoptada en el Secretariado Ejecutivo Provincial ante la situación de la seccional San Martín

El 26 de diciembre se hizo pública una crisis abierta en el Secretariado Departamental de San Martín (Agrupación Celeste), en la que tres de sus miembros han realizado una denuncia ante la Junta de Disciplina del Sindicato contra otra parte de ese mismo secretariado por un posible desmanejo de fondos. A su vez, anunciaron públicamente su pase de la Agrupación Celeste en la que militaban, a la Agrupación Verde, espacio integrante del FURS.

Frente a esto, el Secretariado Ejecutivo del SUTE entiende que es necesario tomar una posición clara, de principios, que se encuadre en las convicciones y en el programa que nos permitió recuperar el SUTE para convertirlo en una verdadera organización de lucha. Para lograr este propósito, hay una forma de construcción política que debe prevalecer y cuidarse a cada paso.

Ante todo, respetar el mandato de las bases. Y, ante una crisis política de este tipo, tener presente que estamos en determinados cargos por elección directa de afiliados donde se presentaron listas y programas. Por lo tanto, no estamos de acuerdo con que un cambio político de personas, sobre fundamentos endebles, altere la voluntad política de los/as afiliados del departamento. Para ser bien claros: SUTE San Martín no es una seccional dirigida por el FURS a causa de este cambio de integrantes de una agrupación política a otra. Si el FURS llega a dirigir otra seccional aparte de las que actualmente dirige será por haber ganado una elección o por definiciones democráticas, de mayoría, en plenarios y asambleas.

Esto es así porque el FURS es un programa, una concepción y una práctica. Con sus defectos, sus contradicciones, como en cualquier frente y esfuerzo de unidad. Pero no se puede hablar de cambio político cuando no hubo un camino de encuentros ni de coincidencias políticas. Más bien lo contrario: ese secretariado, en su totalidad, en más de una oportunidad, y hasta hace muy poco, militó y se expresó en contra de principios elementales de nuestro frente, de nuestra línea gremial y de nuestras propuestas para sanear y democratizar el sindicato. Siempre en consonancia con la línea política de su agrupación (Celeste).

A su vez, esto se da en el marco de una denuncia que aún no ha sido clarificada de cara al conjunto de los afiliados de San Martín por ninguna de sus partes. Como Secretariado Provincial, comenzamos a instrumentar los mecanismos necesarios para que la Junta de Disciplina del sindicato tome en sus manos esta tarea, tal y como lo establece el Estatuto.

De nuestra parte, entendemos que, a la brevedad, dicha seccional debe convocar a plenario departamental para abrir el debate al conjunto de los/as compañeros/as del departamento. Allí se tendrán que dirimir las diferentes alternativas de resolución del conflicto, el funcionamiento y la democratización de la seccional.

Es nuestra opinión respecto a este hecho y otros similares que pudieran acontecer en el futuro: cuando los compañeros/as elegidos por un espacio sindical deciden cambiar su espacio de militancia deberían renunciar a los cargos. La voluntad de los afiliados respecto del proyecto sindical elegido no puede ser alterada por decisiones de carácter individual.

El FURS es un instrumento para recuperar el SUTE en un sentido profundo que va más allá de elecciones, recursos y estructura. El sentido último es que sea una herramienta en manos de trabajadores y trabajadoras convencidos de que pueden modificar su realidad y dignificar nuestro trabajo, mediante la organización paciente y la lucha. Frente a los ataques constantes y el desprestigio que fomentan los gobiernos contra los sindicatos en general, lo que debe prevalecer en esta etapa es la discusión de estrategias para recuperar,  conservar y ampliar derechos frente a un gobierno que no da tregua.

28/12/17

SECRETARIADO EJECUTIVO PROVINCIAL SUTE

Previous Actividad de los Camping durante el fin de año y principio de 2018
Next SUTE logró que las altas de movimiento sean en marzo