Atropellos a la educación en Contexto de Encierro ponen en riesgo a los Trabajadores


SUTE acompaña el justo reclamo de los Trabajadores de la Educación de esta modalidad y exige al gobierno una inmediata solución al problema de inseguridad.

Un nuevo conflicto desató el Gobierno Provincial en educación. En esta oportunidad los afectados son los Trabajadores de la Educación y los alumnos en Contextos de Encierro.

El martes 8 de agosto, guardias del Complejo Penitenciario Boulogne Sur Mer, dieron la orden de clausurar la puerta de acceso habitual de los docentes que los lleva a los distintos módulos escolares. En su lugar se dispuso que el nuevo ingreso sea por un nuevo circuito que da a los pabellones, espacio en donde se aumenta de modo considerable el riesgo de inseguridad.

La  decisión  arbitraria y unilateral del gobierno, generó malestar y preocupación, y fue rechazada por  todo el personal -incluyendo a directores  y supervisores-, por inconsulta, no práctica, y porque pone en alto riesgo la integridad física de los trabajadores.

El servicio penitenciario no dio explicaciones ni justificó esta decisión, aunque sí sostuvieron que los docentes serían acompañados por un efectivo al ingreso y egreso del complejo. Esto es muy complicado debido a la permanente circulación de personal que entra y sale a otras escuelas. Actualmente hay 83 trabajadores de la educación del CEBJA Nº 3-122 “Algarrobo Telteca” (creada en 1997) y del CENS Nº 3-503 (en 2010), divididos en cuatro turnos y para atender a 300 estudiantes entre las 8.30 hasta las 21.

SUTE acompaña el reclamo desde el principio. Pero las autoridades penitenciarias y la DGE han obstaculizado el ingreso de los representantes sindicales, violando derechos básicos de organización. Esto motivó una serie de presentaciones desde el sindicato y una denuncia. El jueves 17 se realizarán asambleas en el inicio de cada turno donde exigirán que se atiendan los reclamos urgentes y que se conforme una mesa de trabajo para dar solución a la brevedad a la gran cantidad de problemas pendientes.

MÁS RECLAMOS EN CONTEXTO DE ENCIERRO

Además de este conflicto, los Trabajadores de la Educación de esta modalidad vienen denunciando una serie de irregularidades que se dan últimamente:

– En el complejo penitenciario Boulogne Sur Mer hay tres docentes suspendidos solo por llevar medicación de uso personal con sus pertenencias;

– En el CENS Nº 3-494, en el complejo San Felipe, se despidió a un bibliotecario que prestaba un valioso servicio educativo -cultural a cientos de jóvenes detenidos, sin mediar informe negativo de ningún tipo. Lo mismo se hizo con un directivo;

– El espacio donde dictan clases en la cárcel de mujeres del Borbollón, en Las Heras, es un sótano que no reúne las mínimas condiciones de seguridad. Además, por falta de

guardias escolares, se pierden gran cantidad de días de clase;

– Se han reducido hora de talleres socio culturales coprogramáticos como guitarra, teatro, educación física, música.

También,  en todos los centros penitenciarios, se dispuso un sistema de controles sorpresa, por afuera de la figura que prevé el Estatuto del Docente, que asigna esa función al Supervisor. Para controlar la asistencia se usa el sistema biométrico del servicio penitenciario, sin mediar normativa alguna de la DGE.

Cabe aclarar que la educación en Contextos de Encierro, es una modalidad destinada a garantizar el derecho a la educación de todas las personas privadas de libertad: en cárceles, en instituciones de responsabilidad penal juvenil y en comunidades terapéuticas. Y se sostiene con el compromiso de docentes para con los/las estudiantes, que eligen trabajar en estos contextos de alta adversidad, creyendo en la potencialidad emancipatoria de la escuela.

En Mendoza hay 17 instituciones educativas públicas estatales provinciales, entre CEBJA, CENS y CCT,  que están presentes bajo esta Modalidad, con cerca de 300 trabajadores de la educación y 950 estudiantes, cursando sus estudios primarios, secundarios o de formación profesional.

 

Previous Elección Delegados - Descargá toda la info aquí
Next Conflicto educativo en penal Boulogne Sur Mer: un nuevo atropello