Cacerolazo en el kilómetro 0 contra el decreto


El SUTE volvió a defender los derechos de los Trabajador@s de la Educación sin ceder frente a la extorsión del decreto y al autoritarismo del Gobierno.

Este miércoles 7, en horas de la tarde, docentes y celadores volvimos a las calles en enérgico reclamo contra del decreto de suba salarial impulsado por el Gobierno Provincial.

Por tercer año consecutivo desde el Ejecutivo dan por finalizada la mesa paritaria e imponen –de manera autoritaria- un nuevo decretazo. El mismo consiste en un aumento escalonado del 15,7% en tres veces y -en lógica de castigo y ensañamiento- sin cláusula gatillo.

Integrantes del Secretariado Ejecutivo Provincial, de las seccionales, docentes, celadores, administrativos y parte de la comunidad educativa salieron a mostrar su rechazo para denunciar también los números problemas edilicios que enfrentan las escuelas.

“Lamentablemente no es un inicio de clases normal. Hay escuelas que están inhabilitadas, hoy los padres y los chicos de las Escuela Tomás Godoy Cruz estuvieron a la puerta sin poder tener clases  porque el gobierno no cumplió con lo prometido. En la Escuela Guillermo Cano también hay conflicto, está con cortes por problemas edilicios. El papelón de la Escuela Olazábal, que la fueron a inaugurar y al otro día no tuvo clases en la mañana por falta de agua. Sobre esa situación de anormalidad, como cierre de cursos y un montón de problemas nosotros vamos a relanzar la campaña “Más para educación”. Vamos a salir a recuperar el presupuesto educativo que nos han robado y que es la causa no solo de los bajos salarios sino también de los problemas que tienen las escuelas y desde ahí construir una estrategia con el resto de la sociedad para que la educación sea prioridad en Mendoza”, sostuvo a los medios de comunicación Sebastián Henríquez, Secretario General del SUTE.

Esta manifestación volvió a ser un ejemplo que el sindicato Educación lucha para defender los derechos de los Trabajadores de la Educación, pese a las extorsiones de los decretos y del ítem aula, entre otros. “A pesar de las presiones somos el único sector de trabajadores del estado de la provincia que no cedió ni a la extorsión, ni a la amenaza, ni a la prepotencia y eso para nosotros es un orgullo”, dijo Henríquez.

Previous Cens 508 " Trabajadores de la educación"
Next Una política educativa: escuelas que se caen a pedazos - Lavalle