Cerró el primer trimestre y todavía no empieza el año escolar para Educación Técnica Domiciliaria


“Si hacen paros, vamos a extender los días de clases todo el tiempo que sea necesario”, fueron algunas de las amenazas proferidas por el Director General de Escuelas, Jaime Correas y por el Gobernador, Alfredo Cornejo, contra los Trabajadores de la Educación, a comienzos de año. ¿Cómo explicarán ahora que, por su responsabilidad, hace tres meses que decenas de pibes que están enfermos y no pueden acudir a la escuela, aún no han comenzado su ciclo lectivo 2016?

El mes de mayo marcó el cierre del primer trimestre del ciclo lectivo 2016 en las escuelas públicas de Mendoza. Parece increíble y hasta podría tomarse como una ironía del destino, que un gobierno que se precia de ordenado y ordenador, de duro y rígido con los trabajadores que ejercen su derecho a huelga -a los que culpó por la pérdida de días de clases-, haya tomado tan grave decisión.

“Dicen que son ordenados, pero se olvidaron de nuestros hijos… unos 200 chicos que por distintas enfermedades no pueden ir a la escuela y que requieren educación domiciliaria… los están privando del derecho a la educación…”, dijo un papá muy enojado.

La información concreta es que los alumnos de la escuela domiciliaria pertenecientes a la modalidad de educación técnica -habiendo comenzado el mes de junio- todavía no empiezan el año escolar. La modalidad de educación domiciliaria y hospitalaria busca garantizar el derecho a la educación a los chicos que por razones de salud se ven imposibilitados de asistir con regularidad a una institución educativa por periodos de 30 días o más.

En la provincia en hay 29 establecimientos referentes que se encargan de brindar el servicio domiciliario a las escuelas secundarias, tanto públicas como privadas. De esas 29, 14 son técnicas.

El malestar de los padres, es notorio, ya que consideran irrecuperables los tres meses de clases que sus hijos han perdido.

Cabe destacar, que si bien esta modalidad no es una terapia, genera efectos terapéuticos y permite a los alumnos sobrellevar mejor la enfermedad, poniéndolos en contacto con la formación y el ámbito educativo.

Muy disgustado por la situación, que discrimina a los chicos de educación técnica domiciliaria, el Secretario General del SUTE, Adrián Mateluna, se quejó -en declaraciones a los medios- por la situación y consideró que “la DGE está marginando a estos alumnos. En Domiciliaria Orientada, hubo gente que empezó dos meses tarde y en técnica, todavía no empiezan. El accionar del gobierno echa por tierra su propio discurso. Nos amenazaron a comienzos de año, y marcaron a los Trabajadores de la Educación de Mendoza, como los responsables de la pérdida de los días de clases que se produjeron con motivo de los cuatro paros que realizamos. Recuerdo la frase de los responsables del Ejecutivo: ´día de clases que se pierde es un día que no se recupera´; nosotros ahora preguntamos: trimestre que se pierde por decisión del gobierno, ¿se recupera?”.

Mateluna, afirmó que este retraso en el inicio de clases, forma parte del “ajuste” que lleva adelante el Gobierno de Mendoza, porque ahora habrá docentes que cobrarán tres meses menos, ya que durante este tiempo han estado desocupados”.

Previous Multitudinaria marcha nacional y provincial
Next Ni una menos, ni un derecho menos