Continúa el conflicto por los 80 despidos en el Instituto de Juegos y Casinos


Durante la pasada semana, referentes de gremios nucleados en la CTA de los Trabajadores Mendoza, se dieron cita en la Legislatura en busca de respuestas producto de los 80 despidos que el gobierno dispuso en el Instituto Provincial de Juegos y Casinos.
Suplemento SUTE dialogó con Martín Caín, Secretario General de UPJCM -Unión Personal de Juego Casino de Mendoza-, quien comentó lo sucedido: “nos presentamos en la Legislatura y nos recibieron todos los bloques de la Cámara de Diputados. Lo que hay que resaltar, es que nos recibió el presidente de la cámara baja, Néstor Parés, y fue la primera audiencia que tuvimos con un representante del gobierno de turno. Pudimos plantear a los distintos bloques cual es la situación y la realidad que se vive en el Instituto de Juegos y Casinos. Pusimos en situación a los ediles acerca los 80 trabajadores despedidos y les pedimos que hagan público los legajos de cada uno de ellos para que la sociedad sepa que verdaderamente son todos trabajadores y que no hay ningún ñoqui”.

Caín afirmó también que “hablamos sobre los números del Casino, de las pérdidas que ha tenido y de la merma en la recaudación, no sólo por las medidas de fuerza sino por la falta de personal. El casino ha perdido aproximadamente entre 8 y 9 millones de pesos, lo que sobraría no sólo para sostener a estos 80 empleados despedidos, sino también para realizar aportes a los planes de salud, entre otras cosas”.

El titular de UPJCM, aseveró además que “se denunció en la Legislatura la falta de sincronización que se está produciendo a raíz de los despidos en los casinos privados. Eso es responsabilidad del Instituto Provincial y no se está cumpliendo. También por la falta de los empleados despedidos falta personal de fiscalización interna, es decir que no sólo los casinos privados han estado funcionando sin fiscalización, sino también el Casino de Mendoza, lo que puede dar lugar a infinidad de delitos que se producen in situ, en tiempo real, como robo o lavado de dinero o demás cuestiones vinculadas al juego”.

“El compromiso del Presidente de la Cámara de Diputados, Néstor Parés, fue el de mediar con las autoridades del Instituto para intentar abrir un canal de diálogo”, sostuvo Caín, y agregó que “aún así las autoridades del Instituto siguen negando el camino para discutir acerca de los 80 despedidos y redoblan la apuesta amenazando con despedir a 200 personas más. Así que, continuamos con el estado de alerta y movilización, con el acampe que comenzamos a fines de enero y estamos analizando permanentemente la posibilidad de implementar nuevas medidas de fuerza”.

Finalmente, agradeció a los gremios que acompañan a los trabajadores de juegos y casinos: “es muy importante el apoyo que nos brinda CTA, el SUTE, APEL, OSEP, SIPES, la juventud sindical de la CTA y algunas otras organizaciones como los músicos independientes, la agrupación Jauretche y organizaciones políticas como el PJ Godoy Cruz y Kolina de San Carlos.

 

Previous Jornada Nacional de Lucha y de Protesta para el 24 de febrero
Next SUTE exige participación de los trabajadores en la política educativa