Continúa la campaña de desprestigio para justificar el ajuste sobre el Nivel Superior


 

Esta semana, el gobierno nacional difundió los resultados del Operativo Enseñar, la evaluación estandarizada implentada a estudiantes de 4° Año de la Formación Docente en 2017.

Como habíamos anunciado en aquél momento, los resultados están siendo usados en una campaña mediática de desprestigio de los institutos de educación superior. De esta manera, se allana el camino para que las medidas de ajuste sobre el sector, que el gobierno viene tomando y que amenaza con recrudecer, no sean resistidas por la opinión social. En este proceso, se inscriben a nivel nacional el cierre de 29 institutos en CABA y la creación de la CONEAFOD; y a nivel provincial el cierre de carreras consideradas no prioritarias o con “baja” matrícula, la relocalización de otras, la flexibilización laboral de docentes y la pérdida de derechos de estudiantes.

Son titulares de todos los medios los porcentajes “por debajo del promedio” obtenidos en el Operativo Enseñar. No es casual que elijan resaltar estos resultados, y no el hecho de que 8 de cada 10 estudiantes de los IES son mujeres y que la mitad trabaja además de estudiar. Y es que estos últimos resultados no permiten justificar la creación de una Comisión de Acreditación y Evaluación de IES con criterios mercantilistas, como sí lo hacen los primeros. Por el contrario que el 80% sean mujeres y que el 50% sean trabajadore/as, exige hacer realidad reclamos históricos del sector, como la implementación de jardines maternales, la inclusión de más estudiantes a un sistema de becas con un monto digno, la creación de servicios de apoyo a las trayectorias de lxs estudiantes, el boleto estudiantil gratuito, etc. Son estas las medidas que permitir    án mejorar la calidad de la formación docente, y no el achicamiento del nivel.

En Mendoza, la situación es crítica, y recién en marzo se conocerán qué carreras serán autorizadas por el gobierno para comenzar una nueva cohorte. Hasta esa fecha, seguirán las negociaciones a espaldas de las comunidades educativas de los IES y en desigualdad de condiciones entre institutos para mantener, cerrar o reubicar carreras. Lejos del discurso del gobierno provincial de llevar “orden” y “transparencia” a la oferta educativa de nivel superior, *no se enuncian claramente cuáles son los criterios que se están utilizando*. Así, estudiantes y docentes estamos sumidos en la incertidumbre*.

Llamamos a organizarnos y aunar fuerzas entre trabajadorxs, estudiantes y comunidad en general, para resistir estas vulneraciones de derechos al inicio del año escolar 2019.

NO A LAS EVALUACIONES EXTERNAS Y ESTANDARIZADAS. No al Operativo Enseñar y al CONEAFOD.

TODAS LAS CARRERAS SON PRIORITARIAS. No al cierre y relocalización de carreras.

BASTA DE FLEXIBILIZACIÓN LABORAL DOCENTE. No al Decreto 530. No a la reasignación de horas en otros niveles del sistema.

#MásParaEducación

Comisión de Nivel Superior – SUTE

Previous Muestra fotográfica "Agustín Tosco" en General Alvear
Next Actos de colación - CENS Nº 508 "Trabajadores de la Educación" en el Este y Gran Mendoza