Escuelas albergue en alerta


El pasado miércoles las comunidades educativas de nueve establecimientos de Lavalle, junto a referentes del Secretariado Ejecutivo Provincial y de la Seccional SUTE de ese departamento, realizaron un contundente reclamo en Casa de Gobierno. Se manifestaron contra el cierre de secciones en las escuelas primarias albergue, por grave situación de infraestructura y contra la reglamentación acerca de estas escuelas, que el gobierno está haciendo de manera unilateral, sin darle participación a los trabajadores ni a los padres de las comunidades de los pueblos originarios y desoyendo la paritaria firmada del 2011 -que establece la conformación de una Comisión Mixta entre Gobierno y SUTE, para realizar el reglamento-.

Las comunidades educativas de las Escuelas Nº 8-468 “Elpidio González” (Capilla del Rosario), Nº 8-361 “Maestro Pablo Pizzurno” (Los Huarpes s/n, San  José), Nº 8-404 “San Miguel” (Ruta Provincial Nº 61, San Miguel), Nº 8-721 “Sara Alfonso María de Ligorio” (Paraje El Retiro, San Miguel), Nº 8-382 “Francisco Antonio Rizzuto” (Paraje El forzudo, San Miguel), Nº 8-363 “Estanislao del Campo” (Ruta Provincial Nº 153 Arroyito), Nº 8-388 “Fundación Ceraya” (Ruta Provincial Nº 51, Paraje El Retamo, San Miguel), Nº 8-466 “Abraham Lincoln” (Don Bosco s/n, La Asunción) y Nº 8-548 “Ceferino Namuncurá” (Paraje Lagunitas), se manifestaron el pasado miércoles, en Casa de Gobierno, para exigir urgente respuesta a las diversas problemáticas que presentan.

 

Gustavo Aguilar, Secretario General del SUTE Lavalle, comentó que “en una semana hubo cierre de secciones en Lagunas, San José, San Miguel, El Retiro, La Asunción y El Forzudo. Hubo un raid de supervisores de ruralidad que fueron a cerrar secciones. Ruralidad es una dependencia que abrió el Gobierno. Ellos dicen que es para darle atención a la problemática de las escuelas del sector, pero en realidad Ruralidad es la que hace las estadísticas y después viene el ajuste. La responsable del área, Graciela Pérez, dijo el miércoles que el cierre de secciones se había dado por orden del Director General de Escuelas, Jaime Correas, quien según ella le había pedido revisar la matrícula”.

 

Por su parte, tanto los docentes como los papás de las distintas escuelas albergue, denunciaron que las problemáticas son muy diversas y muy críticas y la DGE debe dar solución urgente. “Solamente piensan en el número de alumnos por grado, cuando nuestros chicos no tienen respuesta a muchas problemáticas que requieren solución  inmediata. Amontonan a los chicos y crean grados múltiples, cada vez más numerosos. A un docente le cuesta atender a todos los alumnos con sus diversidades y a los alumnos les cuesta todo mucho más, porque el docente se tiene que repartir, lo que provoca que se esté privando a los chicos del derecho a una educación de calidad”, dijo una docente.

 

El referente del SUTE Lavalle, agregó: “este gobierno se llena la boca argumentando que lo que hacen es en pos de una educación de calidad. De qué educación de calidad hablan cuando en las escuelas albergue tenemos estos problemas y no los solucionan sino que con la decisiones que toman los agravan cada vez más. En San Miguel, la respuesta a la problemática de la cantidad de alumnos fue que saquen a los chicos que vienen de San Juan. En la primaria se dio la orden para que saquen a los chicos que son de El Encón. En educación media la decisión es la misma. Eso es gravísimo. Además, nos hemos enterado que existe un acta donde hay una futura intención de fusionar las escuelas de San Miguel y Lagunitas. Sería muy grave si esto sucediera”.

 

Por su parte, Liliana Chaves, Secretaria Gremial del SUTE, afirmó: “es gravísima la situación de las Escuelas Albergue. Después de un recorrido que realizó el SUTE y tras una reunión que se hizo en el SUTE San Martín, y de la que participaron todas las escuelas albergue de Lavalle, pudimos interiorizarnos a fondo de la grave situación que están viviendo. Sobre todo con la decisión que ha tomado el gobierno de cerrar secciones. Son cerca de 10 secciones en menos de un mes. Ante esta situación tan grave como preocupante, el SUTE ha establecido un plan de acción. La primera decisión fue esta convocatoria que se hizo a la Casa de Gobierno para exigir a la DGE que atienda la problemática. Exigimos, en primer lugar, que cese el cierre de secciones en las escuelas albergue y que se reabran las secciones cerradas. Fundamentalmente, porque esta concepción cuantitativa que tiene la Dirección General de Escuelas con respecto a las escuelas albergue, no se condice con garantizar el derecho a la educación para todas estas comunidades. Son chicos con una problemática muy compleja. Todos necesitan a su maestro. Lo que ha hecho la DGE, es crear secciones múltiples, por ejemplo en algunos casos han reunido a niños y niñas de nivel inicial -1°, 2° y 3° grado- en una misma aula, o en otro casos reuniendo a los de 5° y 6° grado en un mismo curso”.

 

Por otra parte, la problemática de infraestructura de la escuelas albergue es tan o más graves que la que padecen muchas escuelas de zonas urbanas. Gustavo Aguilar indicó que “hay problemas edilicios gravísimos. La respuesta del gobierno es que han hecho relevamientos. Sin embargo, no hay respuesta en lo inmediato. No obstante, afirman que van a construir nuevas escuelas. La pregunta es cuándo. El mismo día que estábamos en la reunión había una secundaria con baños colapsados. Hay escuelas albergue con los vidrios rotos, que no tienen puertas, sin luz. Puntualmente hemos reclamado que se hacen falta colchones de manera urgente. Sin embargo, el silencio y la falta de respuestas de la DGE es alarmante y desesperante a la vez”.

 

También el referente sindical de Lavalle, indicó que “hay un reclamo histórico, que es trabajar en la confección de un reglamento para las escuelas albergue. SUTE logró en el 2011 un acuerdo paritario, para que se conformara una Comisión Mixta -SUTE/Gobierno-, pero eso nunca ocurrió. Desde el año pasado la DGE viene trabajando de manera unilateral. No se está trabajando de manera conjunta. No nos dan participación, no está el SUTE ni las comunidades Huarpes, que tienen mucho para aportar y para decir”.

 

Otro tema increíble pero cierto, es que la DGE tiene un presupuesto de sólo 28 pesos por día, para que cada chico haga las cuatro comidas. Inclusive, según los propios padres, a los pibes les hacen firmar -inclusive a niños de primer grado, que están aprendiendo a escribir- que han recibido la comida. “Hay un recorte presupuestario en las raciones que es inconcebible”, dijo un directivo.

    El Gobierno pretende que con sólo 28 pesos por día un chico haga las cuatro comidas.

Muy crítica de la situación, Liliana Chavez, agregó: “en la reunión estuvieron por el Gobierno, el Director de Administración de la DGE, Gabriel Siola, la Directora de Primaria, Patricia Chiaramonte y la encargada de Ruralidad, Graciela Pérez. Las explicaciones que dieron de los cierres, hablan del alarmante desconocimiento que tienen de las escuelas albergue. Deslindaron su responsabilidad acera de esta decisión y se comprometieron a rever el caso. Dijeron que van a dar una respuesta esta semana. Vamos a volver porque también queremos respuesta urgente acerca de infraestructura, e insumos: colchones, baños colapsados, albergues sobrepoblados, actualización de raciones de comida, situación del transporte -no se ha resuelto-, falta de nombramiento de maestros nocheros, se necesitan más cargos de esto y de maestro preceptor. Vamos a volver porque queremos que nos convoquen junto a las comunidades Huarpes a la comisión para reglamentar las escuelas albergue”.

Es gravísima la situación de las escuelas albergue, la DGE debe dar urgente respuesta a la problemática de infraestructura.

Pese a todo, Chaves indicó que “el resultado del primer encuentro con el Ejecutivo fue positivo ya que escucharon todas las demandas. Participaron numerosos integrantes de la comunidad albergue, la comunidad huarpe, directivos, profesores, maestros”.

    En una semana hubo cierre de secciones en Capilla del Rosario, San José, San Miguel, El Retiro, La Asunción y El Forzudo. Hubo un raid de supervisores de ruralidad que fueron a cerrar secciones

La referente sindical aseveró que “el SUTE defiende el derecho a la educación de calidad y acompaña los reclamos de todos los sectores. El Estado es el responsable y el garante de esa educación de calidad que deben tener los niños y jóvenes de las escuelas albergue, tal cual a la que tienen otros alumnos en otros contextos. El Estado debe proveer a las escuelas de mejores condiciones edilicias, de más raciones alimenticias y de calidad y debe defender estas escuelas”.

 

Previous Emotivo acto del "Día del Trabajador de la Educación"
Next Graves problemas edilicios: el gobierno sigue sin dar respuestas