Comenzó el segundo semestre del año y el Gobierno de Mendoza sigue sin garantizar el derecho a la educación.

Entre tantos inconvenientes que existen continúan los problemas de infraestructura en varias instituciones, algunos de ellos de gravedad.

Tal es el caso de la Escuela N° 1-544 “Doctor Severo del Castillo”, ubicada en Juncal y Montes de Oca, Villa Hipódromo, Godoy Cruz.

Las paredes de esta entidad educativa están recubiertas de azulejos viejos, que se encuentran sueltos y en permanente riesgo de que se caigan y se rompan. Desde hace tiempo, los directivos de esta escuela realizaron los reclamos pertinentes a Infraestructura, a través de notas o presentándose personalmente en la cartera. Se realizó una inspección en el inmueble, pero hasta el momento no han tenido respuesta sobre este tema.

La Escuela N° 1-629 “Carlos Pellegrini” -Cabo San Pio y Terrada, de Godoy Cruz- colapsó a mediados de abril, cuando los problemas de infraestructura se agravaron por las intensas lluvias.
El edificio, cuyos desagües están mal hechos, estaba invadido por palomas. Debido a las precipitaciones se filtró el agua y se vino abajo el techo.

Desde hace más de dos meses el inmueble está inhabilitado. Desde el Gobierno Escolar sostienen que ya se llamó a la licitación para la reparación del edificio, pero que el mismo podría quedar habilitado después del segundo semestre del año que viene.

Tras perder días de clases, los alumnos y los Trabajadores de la Educación de la Escuela N° 1-629 “Carlos Pellegrini”, fueron distribuidos entre dos instituciones relativamente cercanas, como los son la Escuela N° 1-669 “Doctor Aquiles Wilson Mazziotti” y la N° 1-630 “Fernando Fader”. Esto lógicamente generó una sobrepoblación escolar con condiciones inadecuadas para el dictado de clases.

En tanto, los padres de los alumnos de la “Pellegrini” están molestos porque sus hijos quedaron ubicados en las dos escuelas (“Mazziotti” y “Fader”). Esto implica que se tienen que trasladar de una entidad a la otra y eso impide cumplir con los horarios de entrada y salida de los alumnos.

En la “Mazziotti” además funciona el Jardín de Infantes N° 0-021 “Lucía de Fátima”. Esta entidad, ubicada en Azul y Cabo San Antonio, de Godoy Cruz, tiene letrinas en sus baños, lo que imposibilita que puedan ser utilizados por alumnos que se movilizan en silla de ruedas -un nene y una nena-. Increíblemente, este establecimiento no cuenta con baños para discapacitados, pese a que es un reclamo de larga data.

En otro orden, esta institución es una de las tantas de la provincia que tuvo que desarmar su biblioteca para convertirla en un curso.