Pese a que en las últimas dos semanas hubo receso invernal, continúan los problemas en distintas escuelas de la provincia que aún no tienen solución.

La Escuela N° 1-653 “Otilia Palmieri de Cahiza”, ubicada en Zuluaga y Yunes de la localidad de Tres Esquinas, San Martín, tiene inconvenientes en su edificio. Cuando hay precipitaciones, los techos filtran agua y eso provoca que se corte el suministro de luz, de hecho la electricidad de la institución es precaria. También faltan bebederos. La entrada del portón de atrás está inhabilitada y desde hace mucho tiempo está siendo arreglado.

El edificio donde funciona el Jardín de Infantes N° 0-109 “Maestro Tomás Antonio Lancellotti” es nuevo. Pese a esto en la entidad, ubicada en Lavalle 52, de San Martín, no hay calefacción, lo que genera que tanto los alumnos del Nivel Inicial como los Trabajadores de la Educación, no tengan garantizadas las condiciones para el normal desarrollo de las actividades.

En la Escuela N° 1-011 “Juan José Castelli”, de la Ruta Provincial 50, de San Martín, aún no solucionaron los problemas que tienen en los techos. Los mismos son muy antiguos y cada vez que llueve se producen filtraciones de agua.

Por su parte, la Escuela N° 4-191 “Doctor Daniel Hugo Pierini”, ubicada en Ruta 183, del Paraje La Junta, de Malargüe, sufrió un robo el 27 de junio pasado, antes del receso invernal. Esta institución, que durante el 2016 también fue víctima de actos delictivos, sufrió importantes destrozos en el inmueble. En el atraco, los malvivientes sustrajeron de la entidad educativa dos notebooks, un televisor y herramientas de trabajo, como por ejemplo una motosierra, entre otras cosas. Cabe destacar, que en esta institución no hay cierre perimetral, que le permita tener mayor seguridad.