Graves problemas edilicios: el gobierno sigue sin dar respuestas


Escuela N° 1-629 “Carlos Pellegrini” -Godoy Cruz-

Continúa la preocupación en la comunidad educativa, de la escuela ubicada en Cabo San Pio y Terrada, de Godoy Cruz.

Es que los gravísimos problemas de infraestructura, que se agravaron por las lluvias de mediados de abril, provocaron que el edificio quede inhabilitado por inundaciones, y daños en los techos, lo que derivó en inconvenientes con la electricidad y el suministro del agua.

Tras estar un mes sin clases, los alumnos de esta primaria fueron distribuidos entre la Escuela N° 1-669 “Doctor Aquiles Wilson Mazziotti” y la N° 1-630 “Fernando Fader”. Esto generó que la Pellegrini se tuviera que “partir” en dos, dividiendo no sólo a los estudiantes en estas dos primarias, sino complicando la tarea cotidiana de los directivos y administrativos. El establecimiento que tiene sede en Godoy Cruz, cuenta con 16 cursos.

Esta decisión también genera inconvenientes en la Mazziotti y la Fader, ya que ahora hay superpoblación de alumnos en las instituciones. Debe tenerse en cuenta que en la escuela N°1-630 también funciona el Jardín de Infantes N°0-021 “Lucía de Fátima”.

Si bien la mudanza fue realizada el 2 de mayo, hasta la fecha aún no comenzaron con los trabajos de remodelación y arreglo en la entidad dañada. La falta de respuesta y las sucesivas dilaciones generan malestar en las tres primarias involucradas.

El faltante de computadoras e internet, dificulta la tarea administrativa de los directivos de la entidad.

Al igual que en otras escuelas de la provincia, el edificio de la Escuela N° 1-629 no estará habilitado por lo que resta del año, lo que pone de manifiesto que el Gobierno no garantiza el derecho a la educación para todos los mendocinos.

Previous Escuelas albergue en alerta
Next Suplemento 301