La comunidad educativa de la Escuela Estrada y el SUTE, realizaron un corte de calle en Pedro Molina y Las Heras, Guaymallén


El edificio donde se dictan clases corre peligro de incendio y explosiones, los tableros eléctricos revisten serio riesgo para alumnos y trabajadores y los techos podrían derrumbarse producto de la humedad.

Padres, madres, alumnos, alumnas, Trabajadores de la Educación de la Escuela Nº 1-275 «José Manuel Estrada» y representantes del SUTE, realizaron este martes -al mediodía- un corte de calle en Pedro Molina y Las Heras, de San José, Guaymallén.

Desde allí se dirigieron hasta la puerta del establecimiento, ubicado a dos cuadras y continuaron con la manifestación para exigir que la DGE dé una respuesta concreta al grave problema edilicio que presenta la escuela.

Alberto Muñoz, Secretario Adjunto del SUTE, indicó: «nos estamos manifestando por mayor presupuesto educativo. Hoy el perito que hemos traído del sindicato, acaba de hacer un informe que es lapidario, acerca de las condiciones edilicias del establecimiento. A grandes rasgos, hay peligro de incendio, de explosiones, los tableros eléctricos revisten un gran riesgo para la población escolar y los trabajadores y los techos tienen mucha humedad y podrían derrumbarse».

Consultado sobre el accionar de la DGE, el representante sindical señaló: «ayer hicimos una asamblea con toda la comunidad educativa y el gobierno escolar llegó tarde. Para colmo la única respuesta que trajeron, es que hay que aguantar 40 días sin gas, porque es lo que van a tardar en traer el medidor. Lo grave es que los problemas son muchísimos, como ya hemos enumerado, no sólo el medidor. Nosotros estamos exigiendo que el Director General de Escuelas se haga presente en el establecimiento, porque los funcionarios que manda -Andrade y Henríquez-, no hacen otra cosa que provocar y maltratar a padres y al sindicato. Ayer dijeron claramente que no quieren que el SUTE siga entrando a la escuela. Más allá de esto, lo importante es desde la organización sindical hemos aportado para que el debate y la discusión se profundice en la comunidad educativa, acerca de lo que significa tener una escuela pública de calidad».

En torno, a qué debe hacer la DGE en lo inmediato, Muñoz dijo: «lo que tienen que hacer es buscar un lugar a dónde trasladar esta matrícula de más de 700 alumnos, porque en este establecimiento no se pueden seguir dictando clases hasta que no estén solucionados todos los problemas que presenta. El desfinanciamiento educativo ha sido generado por el gobierno y son ellos los que deben dar solución urgente y definitiva a una escuela que no tiene gas, que no tiene luz en una parte del edificio y que tiene peligro de incendio y de derrumbe».

Finalmente, Alberto Muñoz advirtió «lo lamentable, es que este problema que tiene la Escuela Estrada replica en un montón de escuelas de la provincia que están en franco deterioro. Cada día recibimos en el SUTE, decenas de denuncias de escuelas con serios problemas edilicios. En lo que hace a esta comunidad, continuaremos con asambleas para seguir con la lucha y con este reclamo que pretende evitar una tragedia. Necesitamos respuesta urgente de este gobierno, que cada día profundiza más el ajuste que está generando el empobrecimiento del pueblo y el deterioro de la educación pública».

Previous Entrega de títulos a egresados/as del CENS 508 “Trabajadores de la Educación”, de Tunuyán
Next Asamblea Nivel Superior