En el marco de la campaña #MásParaEducación, SUTE se manifestó en el acto de lanzamiento del Ciclo Lectivo 2018


En la puerta de acceso a la Nave Cultural, en Capital. Integrantes de la conducción provincial realizaron luego una panfleteada en distintos puntos de la Ciudad. Gran adhesión de la comunidad, al reclamo de los Trabajadores de la Educación.

La manifestación y panfleteada fue encabezada por el Secretario General del SUTE, Sebastián Henríquez. En conferencia de prensa, el titular del gremio brindó detalles acerca de la campaña #MásParaEducación, que denuncia la disminución del presupuesto para educación que viene llevando a cabo de manera sostenida el Gobierno de Mendoza y por otra parte, pone en evidencia la subejecución de los montos asignados en la Ley de Presupuesto: “estamos en el lanzamiento de la campaña que arrancamos esta semana, que se llama #másparaeducación. Venimos al lanzamiento de la política educativa oficial, para recordarle al gobierno y a la comunidad entera que el sistema educativo está en crisis. Hay desfinanciamiento educativo y la educación no es prioridad de Mendoza, esos son hechos objetivos cuantificables. Si el salario de los docentes y celadores viene bajando desde que asumió este gobierno, es porque baja el presupuesto educativo. No puede no bajar el salario y no bajar el presupuesto, porque el corazón del presupuesto educativo son los salarios. Estamos en cuarto intermedio con el gobierno y tenemos que esperar la última propuesta el 16 de este mes. A partir de ahí empiezan los plenarios y se definen las medidas de acción directa”.

Acerca de si el inicio de clases está en peligro, Henríquez respondió de manera contundente: “si el inicio de clases está en peligro. Está en peligro si rechazamos la propuesta, está en peligro por la situación de la provincia y está en peligro por lo que está pasando a nivel nacional. Se está discutiendo en CTERA y en otros sindicatos, el no inicio de clases en todo el país”.

Respecto de la calidad educativa en Mendoza, afirmó: “quien se tiene que hacer cargo de los resultados de la calidad educativa es el gobernador, porque quien ha desplegado una política educativa intensa en estos años, ha sido el propio gobernador. Cuando dice que los resultados no mejoraron, está reconociendo que el ítem aula, la nave insignia de este gobierno, es un fracaso. No pueden demostrar que castigar al docente mejora la calidad educativa. Nosotros hemos hecho propuestas para mejorar la calidad educativa: lograr que un docente o un celador no tengan que estar todo el día en la escuela para poder vivir; que un docente tenga un solo cargo o un profesor 18 horas, le va a permitir capacitarse, perfeccionarse, corregir, evaluar. El que tenga que vivir de siete escuelas, corriendo de un lugar para otro, que no tenga tiempo para pensar lo que está haciendo, se enferma, se cansa, se desgasta y eso es lo que deteriora la calidad educativa. El gobernador tiene que revisar si va a seguir apostando a pagar deudas, si apuesta sólo a las obras públicas o la seguridad y si realmente la educación es prioridad o no”.

Consultado acerca de las declaraciones del Director General de Escuelas, Jaime Correas, quien sostuvo que “el informe económico presentado por el SUTE es desconcertante… evidentemente se han quedado sin agenda y no saben qué decir… el problema ahora es el presupuesto y resulta que el presupuesto actual es del 33% del presupuesto provincial”; Sebastián Henríquez, respondió: “si el 33% del presupuesto provincial fuera para educación, seríamos Finlandia y no Mendoza. Una Mendoza que tiene escuelas inhabilitadas cuando se está por iniciar el ciclo lectivo, los salarios docentes y de celadores más bajos del país y una crisis educativa importante que reconoce el propio Gobernador a través de los resultados. Está reconociendo que el ítem aula es un fracaso, porque si los resultados no mejoraron significa que no funcionó la herramienta insignia del gobierno, que fue el ítem aula”.

Previous Paritaria 2018: es hora de que las escuelas decidan
Next Terminó la espera: viviendas para los Trabajadores de la Educación de La Paz