Miles de trabajadores se movilizaron en todo el país


Convocada por CTA de los Trabajadores, la CTA Autónoma y organizaciones sociales, se realizó en la República Argentina, una nueva protesta contra las políticas de ajuste que llevan adelante el Gobierno Nacional y varios Ejecutivos Provinciales. CTERA adhirió a la jornada de lucha y el SUTE tomó parte de la concentración y marcha que la intersindical realizó, el viernes 4 de noviembre, desde el Km 0 de Capital, hasta la Legislatura.

Una nueva jornada de lucha, con el pueblo movilizado y en la calle, llevaron adelante las dos CTA, lideradas por Hugo Yasky y Pablo Micheli, junto a representantes de organizaciones gremiales, movimientos sociales y cooperativos. Si bien, la marcha central tuvo lugar en Buenos Aires, las manifestaciones se reprodujeron en cada provincia y en cada ciudad de la República Argentina.

Con la consigna ’Ni hambre ni despidos’, y luego de haber recorrido importantes arterias de la Capital Federal, la Plaza de Mayo volvió a ser el escenario donde confluyó la gran movilización de trabajadores y el pueblo.

En conferencia de prensa, el Secretario General de la CTA de los Trabajadores, Hugo Yasky, sostuvo: “nosotros ratificamos que un bono de 2 mil pesos como quieren ofrecer, no cierra una brecha salarial y no recupera la pérdida del poder adquisitivo de nuestros salarios, que ha sido de 15 mil pesos. Los trabajadores exigimos paritarias y allí discutiremos cuál es el aumento para recuperar el salario. Hoy los trabajadores estamos de pie, exigiendo no más despidos y cientos de reivindicaciones contra este gobierno del ajuste; contra el neoliberalismo. La pérdida salarial es lo que en este momento está agravando la situación de las familias y cuando dicen que quieren llegar a un fin de año sin conflicto, la pregunta es ¿qué entiende por conflicto el gobierno nacional? Para nosotros conflicto es que a fin de año hayan muchas familias que no tengan qué poner en la mesa cuando se sienten con sus hijos. Para el gobierno, que no haya conflicto es que no haya marcha. Para nosotros, que no haya conflicto es que no haya hambre, es que no falte la comida en la masa de los argentinos, y hay muchos y muchas argentinas que hoy lo están pasando mal. Nosotros, junto a la CTA Autónoma, seguimos comprometidos en la búsqueda de la unidad, para poner en la calle la demanda de los trabajadores. En esa unidad nos van a tener siempre, nos llamen o no nos llamen. Lo que no queremos es la unidad para agachar la cabeza y para soltarles la mano a los trabajadores. Esta nueva convocatoria, es otro paso importante, en la lucha que los trabajadores y el pueblo estamos llevando adelante contra los gobierno del ajuste, y en esta línea vamos a continuar”.

SUTE se movilizó en Mendoza junto a la intersindical

El Kilómetro 0 de la Capital, fue el punto de concentración -el viernes 4 de noviembre- de la intersindical Mendoza, que se movilizó hasta la Legislatura Provincial.

En declaraciones periodísticas, el Secretario General del SUTE, Adrián Mateluna expresó: “los trabajadores estamos otra vez en la calle, en el marco de la intersindical, entendiendo que hay reclamos que nos unen, como la reapertura de paritarias. Pero además nos une la patraña del Ejecutivo Provincial, que eleva un presupuesto mentiroso, calculado con una inflación para 2017, del 17%. Lo único que pretenden con esa falacia, es ponerle techo a las próximas paritarias. Con un 17% de incremento salarial, no sólo no recuperamos lo perdido durante este año, sino que vamos a seguir perdiendo poder adquisitivo, en lo sucesivo. Hoy, muchas familias no llegan a fin de mes y esto se va agravando día tras día. Por eso, estamos exigiendo tener un salario que garantice que el trabajador tenga dignidad a través del trabajo y que pueda llegar a fin de mes junto a su familia”.

Mateluna indicó además que van a seguir visibilizando la lucha en la calle, porque son muchos los ejes por los cuales se está luchando desde el SUTE: “reapertura de paritarias, aumento salarial ¡ya!, no al ítem aula, basta de violencia y maltrato a los trabajadores, mayor presupuesto para educación, contra la subejecución presupuestaria, contra el vaciamiento de los proyectos socio-educativos, por infraestructura escolar, titularizaciones, continuidad de los suplentes, pleno funcionamiento de la junta de celadores, democracia y respeto de nuestros derechos, entre otros”.

Previous Curso de informática para celadores
Next Encuentro de Jubilados