No nos amedrentan ni los agravios ni las amenazas, tenemos el apoyo de la comunidad educativa


El Secretariado Ejecutivo Provincial del SUTE denuncia la cobarde amenaza sufrida por Alberto Muñoz, Secretario Adjunto del sindicato, el domingo 25 de febrero de 2018 a las  2:55 de la mañana, mediante un llamado telefónico anónimo que expresaba: “Déjate de joder o te vamos a cagar a tiros”. Este grave hecho quedó expuesto en la Fiscalía en el Expte N° 7096/18.

Esta amenaza se enmarca dentro de un contexto general de ataques a los trabajadores y las centrales sindicales, y en el marco del proceso de negociación paritaria del SUTE. a nivel provincial. El gobernador Alfredo Cornejo dice a la comunidad “El salario promedio de un docente en Mendoza es de $18.000 a $20.000” olvidando lo que cobra un celador, una maestra que recién
se inicia, un jubilado; mientras el aumento de los legisladores en sus dietas es de $5.000 a nosotros los docentes nos ofrece $500 y a los celadores $400 de aumento.

A Sebastián Henríquez, Secretario General del SUTE, el gobierno lo agravia diciéndole “tiene que estar en un psiquiátrico” cuando se está discutiendo el aumento salarial de este año, pretendiendo que vivamos con sueldos de miseria, trabajando doble turno, en aulas superpobladas, en escuelas con miles de problemas de infraestructura, con alumnos que tienen
problemáticas sociales cada vez más graves.

El Director General de Escuelas, Jaime Correas, nos acusa de “comernos la merienda de los chicos” ; nosotros le respondemos que repudiamos la política de ajuste que deja sin comida a los padres de nuestros alumnos y a nuestros alumnos; que denunciamos a los grupos económicos que se comen los proyectos de los trabajadores cuando se los precariza, cuando se los despide y se los deja en la calle.

Responsabilizamos al gobierno provincial por la seguridad y la integridad de todos los trabajadores que formamos el SUTE y de todos los Trabajadores de la Educación. Solicitamos urgentemente que se investigue lo sucedido con Alberto Muñoz y se encuentren a los responsables de la amenaza hacia su persona. La amenaza a uno de los Trabajadores de la Educación, es una amenaza a todos.

Nada de lo sucedido va a socavar nuestra convicción por la defensa de los intereses y derechos de los trabajadores de la educación, seguiremos reclamando mayor presupuesto educativo, salarios dignos y la mejora de nuestras condiciones laborales.

¡BASTA DE MENTIRAS, MALTRATO Y AMENAZAS!
SECRETARIADO EJECUTIVO PROVINCIAL SUTE MENDOZA

Previous La movilización más masiva en dos años: el gobierno no escucha
Next Revisión de incumbencias en Técnica