Plenario del SUTE se movilizó a la sede de Junta de Celadores


Más de 600 Trabajadores de la Educación, la mayoría celadores, llegaron el jueves, desde toda la provincia, para participar del Plenario Extraordinario, que convocó el SUTE.

La reunión se inició pasadas las 10, con un informe del Secretariado Ejecutivo del SUTE, a cargo de Adrían Mateluna.

El titular del gremio, fundamentó la necesidad de un aumento salarial, producto de las cifras alarmantes de inflación que se han producido en los últimos 6 meses y que han depreciado el poder adquisitivo del salario de los trabajadores.

En otro orden, el plenario reclamó por el pago del ítem indumentaria de celadores, titularizaciones de celadores por paritarias, cumplimiento de la paritaria del CENS Nº 508″ Trabajadores de la Educación” y pleno funcionamiento de la Junta de Celadores.

Respecto de este último eje, el Secretario General del SUTE, denunció la falta de voluntad política del gobierno para poner en pleno funcionamiento a este Cuerpo Colegiado: “parece que no les conviene que la Junta de Celadores funcione, porque así pueden seguir metiendo celadores a dedo. Tienen un doble discurso, por un lado, dicen que vienen a ordenar, y por otro, demuestran en los hechos que no tienen voluntad, como en este caso, de hacer que la Junta funcione, para que los celadores lleguen a sus cargos por mérito”.

Luego de la moción de un delegado, el Plenario se movilizó a la Junta Calificadora de Celadores, con sede en Mitre y Godoy Cruz, de Guaymallén -ex edificio TAC-, donde los Trabajadores de la Educación realizaron una manifestación y pretendían entregar un petitorio. Sin embargo, al llegar al lugar, desde la D.G.E dieron la orden de cerrar el edificio y no permitir el ingreso de los trabajadores, ni de los representantes del SUTE.

Adrián Mateluna expresó, junto a los más de 600 celadores, su enojo producto del cierre del edificio y la consecuente llegada de la policía “ni siquiera se atreven a dar la cara. Pretendíamos entregarle un petitorio a alguna autoridad del Ejecutivo en la Junta. Le siguen dando la espalda a los trabajadores. Es una vergüenza más de este Gobierno, que llegó al poder por el voto de la gente y que por el contrario a lo que se podía suponer, le da la espalda al pueblo con actitudes totalmente autoritarias”.

Luego de permanecer por  espacio de una hora en las afueras del ex edificio TAC, el Secretario General del SUTE ingresó el petitorio por debajo de la puerta y ante la escribana Institucional del Sindicato.

En conferencia de prensa, Mateluna expresó: “Hemos convocado a un plenario, especialmente al sector celadores. Los celadores al igual que el resto de los Trabajadores de la Educación hemos tenido un aumento insuficiente. Para el caso de los compañeros celadores rondó los 700 u 800$, lo que es irrisorio frente a la megadevaluación, a los aumentos precios y los tarifazos. El sector celadores está en crisis. Además, estamos aquí para reclamar que el Gobierno ponga en pleno funcionamiento a la Junta de Celadores, que fue creada por paritarias. Le guste o no a este Ejecutivo, lo que se firma en paritarias es ley, por lo que es su obligación poner a funcionar a pleno esta Junta, que tiene como función fundamental ordenar el sistema. Es necesario que ingresen celadores donde verdaderamente hace falta y por mérito, es decir, con bono de puntaje y no a dedo o por acomodo político. Nos hemos encontrado con la Junta cerrada y la gente adentro no quiere dar la cara, cuando nosotros traemos un reclamo clarísimo sobre los puntos que queremos que el Gobierno nos de respuesta. Sergio Márquez, que preside la Junta de Celadores, aparte es director de Recursos Humanos de la DGE, es el que tiene que dar respuesta a los reclamos que son preocupantes. Esto no es democracia, no es escuchar a los trabajadores, no es diálogo”.

Respecto de la necesidad y la exigencia del gremio de un “aumento salarial ¡ya!”, Mateluna expresó: “hace un año, los celadores cobraban 5400 pesos y un legislador 41.000 pesos. Hoy un celador 6400 y un legislador 68000. La brecha es cada vez más grande e injusta. La diferencia es atroz. Pero esto no es casualidad. Es decisión política de este gobierno que tiene la clara intención de castigar al que menos tiene y favorecer a los que más ganan. Algunos ganan mucho más de lo que se necesita y otros mucho menos de lo que se necesita. Es evidente que vamos a pedir la reapertura de paritarias para exigir aumento salarial ya. El aumento del 5% para profesores, el 7% para maestros y el 9% para celadores se lo comió solamente la inflación de abril. El panorama es muy grave, si tenemos en cuenta que la inflación acumulada hasta mayo es del 23,9% y estamos hablando de cinco meses”.

Luego de la conferencia los más de 600 Trabajadores de la Educación retornaron al Salón Báltico, donde continuó el plenario hasta pasadas las 17.30. Del encuentro quedó muy claro que los Celadores, en particular, y los Trabajadores de la Educación, en general, están en pie de lucha y van por la reapertura de paritarias y un aumento salarial ¡ya!

 

Previous Sumo riesgo por graves problemas edilicios
Next Suplemento 259