¿Por qué es necesario equiparar las asignaciones familiares de la provincia con las de la nación?


Una de las demandas más sentidas por todos/as los/as estatales de la provincial es la equiparación de asignaciones familiares. A continuación presentamos los resultados del informe sobre la evolución de asignaciones familiares elaborado por el Centro de Investigaciones en Economía Crítica. 

A fines del 2015 existía una desigualdad pronunciada en los valores de las asignaciones familiares. La provincia pagaba un 30% menos en todas las asignaciones por hijo/a y un 144% menos en las de pago único por matrimonio, adopción o nacimiento.

Esta desigualdad se profundizó con la gestión de Cambiemos. En el caso de las asignaciones por hijo/a, la diferencia pasó de un 30% a un 182% y en las de pago único pasó de un 144% a un 428%.

En los últimos tres años, ANSES incrementó las asignaciones familiares en un 117%. En la provincia, el gobierno las congeló, exceptuando ayuda familiar. Para una familia tipo -dos adultos y dos menores- con menor ingreso nación paga un salario de $4070. En Mendoza, $1305, es decir, menos de un tercio.

¿Qué pasa con las asignaciones cuando no se actualiza la escala salarial? Los montos del salario familiar se determinan de acuerdo al ingreso del trabajador/a. Las asignaciones por hijo/a, hijo/a con discapacidad y prenatal varían su monto en función del ingreso de los/as beneficiarios/as. A mayor ingreso, menor es el salario. Como las categorías no actualizan, cada vez más trabajadores/as son erróneamente considerados como de mayores recursos y por tanto perciben un salario familiar más bajo.

Todo esto muestra la urgente necesidad de actualizar los valores de las asignaciones familiares provinciales para garantizar la igualdad entre trabajadores/as de la nación y la provincia.

Previous 8M: SUTE se sumó a la “Vía Violeta”
Next #14M: Nos movilizamos en todo el país contra el ajuste