Se agravan los problemas en la Escuela N° 1-213 “Capitán Luis Candelaria”


El tiempo pasa y las soluciones no llegan para la Escuela N° 1-213 Capitán Luis Candelaria, ubicada en El Algarrobal Bajo, de Las Heras.

Tras la movilización hacia la Legislatura, el miércoles 5 de octubre, y pese al compromiso de la Vicegobernadora que visitaría la entidad y que evaluarían la problemática de la institución, los inconvenientes de larga data continúan y en algunos casos hasta se han agravado. Esta semana las aguas servidas salieron a la superficie, lo que ha generado olores nauseabundos y se ha convertido en un peligroso foco infeccioso.

El reclamo de esta comunidad educativa sigue siendo el mismo: mejoras edilicias en primaria; por una escuela nueva ya creada –la Escuela N°1-749-; por la señalización de la zona y mejoras de transporte; por mayor seguridad; por el edificio propio para la secundaria y para que la primaria no siga perdiendo sus espacios.

El hacinamiento es notorio, debido a que el edificio tiene capacidad para unos 300 alumnos y en la actualidad, la primaria tiene una matricula de 620 alumnos y en secundaria hay 200 estudiantes.

Sigue colapsado el sistema eléctrico y se generan cortocircuitos, se corta seguido la luz. También hay filtraciones de agua en los techos, que se manifiestan cuando llueve.

Previous Suplemento 276
Next SUTE rechaza el operativo "Aprender 2016"