SI DEJAN AFUERA A MILES DE DOCENTES, DEJAN AFUERA A MILES DE ALUMNOS/AS


Volvemos a repetir algo esencial: si la formación docente es para mejorar la educación de nuestros alumnos/as, dejar afuera de la formación a miles de docentes es dejar afuera a miles de alumnos/as.

 

CARACTERÍSTICAS DE LAS “BECAS” –

 

  • Niveles/Modalidades: ¿Educación Especial? ¿Educación de Jóvenes y Adultos? ¿Educación Artística Vocacional? ¿Contexto de Encierro? ¿S.E.O.S.? No aparecen mencionadas: ¿Excluidos sus docentes y, por lo tanto, sus alumnos/as?

 

  • “Título Docente”: existe una importante cantidad de licenciados/as, profesionales e idóneos/as que tienen otros títulos que no son docentes. En muchos casos, con certificación pedagógica por haber realizado actualizaciones docentes sobre sus disciplinas. Pero quedan afuera. Sus alumnos/as, también.

 

  • “Personal docente frente a alumnos/as:” Cambios de Funciones, que deben trabajar aspectos de proyectos institucionales y acompañar el trabajo en la escuela; preceptores/as, que tienen también vínculos con el trabajo docente; etc; personal de los Servicios de Orientación, entre otros/as. Cumplen y pueden cumplir funciones fundamentales, que requieren actualizar la formación.

 

  • Disciplinas/Áreas: el área artística sigue siendo reducida a un acompañante menor de la tarea pedagógica cuando puede tener un rol trascendente en el aprendizaje. Materias enteras y disciplinas enteras, como Filosofía, Ciencias de la Educación, etc., quedan absolutamente afuera. ¿Por qué estas materias o áreas no son importantes si están dentro de la currícula y enmarcadas en la legislación vigente?

 

  • Cantidad de becas: “La cantidad total de Becas Estímulo a otorgar será establecida por la Dirección General de Escuelas.” O sea… ¿Arbitrario? ¿Hay un límite presupuestario?

 

  • Selección y Evaluación: un jurado conformado por el propio gobierno. ¿En base a qué criterios seleccionarán? No lo especifica.

 

CONCLUSIONES:

 

  • Si es una política de formación para mejorar el aprendizaje, deja a miles de alumnos afuera del “impacto positivo”; desaprovecha el potencial educativo de personal docente que no está frente a alumnos y desconoce las trascendencias de diversas áreas del conocimiento y el desarrollo humano.

 

  • Si es una política salarial, es discriminatoria, y lo que busca es dividir al colectivo de trabajadores/as de la educación, dejando afuera a los celadores y dividiendo a los propios docentes, usando la necesidad por el hambre que nos están generando. A su vez, con esto muestran que sí hay más plata para aumento salarial.

 

EXIGIMOS:

 

  • Verdadera formación docente y educativa gratuita en servicio para todos/as los/as trabajadores/as de la educación, para que tenga impacto positivo en todo el sistema.

 

  • Exigimos reapertura de paritaria salarial para avanzar en las necesidades de emergencia de todo el conjunto, sin discriminación alguna.

 

SECRETARIADO EJECUTIVO PROVINCIAL SUTE

Previous Plenarios Departamentales en marcha
Next Tarde de té para Jubilad@s