Las escuelas preguntamos dónde está Santiago
SUTE denunció campaña de persecución a docentes y defendió el derecho a debatir en las escuelas


El Sindicato Unido de Trabajadores de la Educación avaló la posición de CTERA, respecto de la jornada que se realizó ayer -30 de agosto- en todo el país, para exigir la aparición con vida de Santiago Maldonado. El gremio mendocino convocó para este viernes 1 de septiembre, a una movilización que es parte de una jornada nacional. La concentración será en San Martín y Garibaldi, de Capital, a las 18 horas.

El Secretario General del SUTE, Sebastián Henríquez, indicó, en declaraciones a los medios, que “nos parece correcto que CTERA, el SUTE, cualquier sindicato docente o que los docentes en general, elaboren materiales para discutir temas como el de la desaparición de Santiago Maldonado y que impulsemos el debate en las escuelas. La desaparición de Santiago Maldonado es un hecho trascendental para la sociedad, que no puede quedar impune. Santiago, tiene que aparecer con vida”.

Henríquez denunció el armado de una campaña contra los Trabajadores de la Educación: “quiero expresar el repudio del SUTE, por las campañas que se armaron ayer, amenazando a docentes, planteando sanciones, poniendo números telefónicos para que los padres y la comunidad denunciaran a los docentes. De repente, parecía que los docentes éramos los más peligrosos de la sociedad, cuando en realidad los más peligrosos son los que desaparecieron a Santiago Maldonado, y son ellos los que tienen que dar respuestas. Pero lo que pretenden, es correr el eje del debate. Por esto, desde el SUTE queremos ratificar que en las escuelas se debate política, ya sea con los cuadernillo de CTERA o con cualquier otro material y que eso es parte de la democracia en las escuelas y es parte fundamental de lo que tenemos que aprender en las escuelas, que es debatir y enseñar derechos”.

Acerca de que si los temas que se debaten en los establecimientos escolares deben ser aprobados por la DGE, el titular del gremio aseveró: “los docentes, todo el tiempo estamos dando contenidos y tomando posición de los temas, sin autorización de la DGE. Sería ridículo plantearlo de otra manera. No se necesita autorización especial para tener posición política sobre un tema y trabajarlo en el aula, porque los docentes somos responsables de eso. Cada uno trabaja con sus alumnos y sabe cómo hacerlo. Muchos temas pueden ser considerados delicados, pero se tratan en las escuelas. Por ejemplo el caso de la desaparición de Johana -el 4 de septiembre se cumplen cinco años- o tantos otros. Nosotros no pedimos autorización para debatir temas que nos atraviesan, porque estamos obligados a hacerlo; porque es parte de la currícula. Trabajar los temas es ligarlos a la realidad, es fomentar el pensamiento crítico, es estimular el debate”.

Respecto de la molestia que la jornada del miércoles puede haber ocasionado en los padres y madres, Henríquez, declaró: “puede haber padres que les haya molestado, porque eso es parte también del debate. Como también hay padres que les molesta que haya educación sexual en las escuelas. Pero va a seguir habiendo. De esto no hay dudas. Porque esto no es una cuestión de tal o cual familia, sino que la escuela es un ámbito democrático donde están todas las posiciones. Al padre que le pueda disgustar, no tiene que sacar a su hijo de la escuela, sino que tiene que ir al establecimiento y decir cuál es su posición y se lo va a escuchar. Igualmente, insisto, no creo que todos los padres tengan esa posición. A mí me parece raro que madres y padres que trabajan todo el día, tomen como una campaña propia, que no se discuta en las escuelas la desaparición de Santiago Maldonado. Los padres con los que nosotros nos encontramos en la recorrida por las escuelas, son los que te preguntan por cuestiones edilicias, por la merienda, por los problemas de sus hijos.

Finalmente, consultado el Secretario General del SUTE, por los cuadernillos de CTERA, expresó: “son secuencias didácticas y propuestas para llevar adelante en las escuelas, para trabajar el tema. Hay cuadernillo para Nivel Inicial, para Primaria y para Secundaria. No tienen nada grave. Pero, además, no eran obligatorios. Si a alguien no los quería utilizar, podía trabajar con otros materiales o con ninguno. Pero acá lo que hay que destacar es que no ver la importancia de debatir este tema en las escuelas es un grave error. Es muy importante para la sociedad argentina que estos temas atraviesen la escuela. Y si el Estado no lo considera importante, porque tiene un interés en que esto no se discuta, entonces, con más razón, nosotros tenemos la obligación moral del discutirlo”.

 

 

Previous 30/8 Día Internacional de las víctimas de desapariciones forzadas
Next El nuevo SUTE acompañó a la comunidad escolar de Beltrán en su festejo por el día del niño