Carta de una docente de SEOS: «¿Cuál es el apuro de hacer esta ley que precariza lo ya precarizado?»


Compartimos la carta de Marina Tejón, directora de SEOS, sobre la situación de estas escuelas y el proyecto de ley de educación del gobierno.

Soy trabajadora de SEOS (Servicio Educativo de Origen Social), que incluyen Jardines Maternales, Centros de Apoyo Educativo y Orquestas Infantiles y Juveniles.

Soy docente, Lic. en Psicomotricidad, Especialista de Nivel Superior en Educación Maternal y Especialista de Posgrado en Desarrollo Infantil Temprano.

Me desempeño como directora de un Jardín Maternal que creamos con la comunidad donde vivo y trabajo hace 28 años. No entré por acomodo político, no hay concursos en SEOS, ni hay estabilidad, ni nos pagan zona. Trabajamos más y cobramos menos. Hace 32 años trabajo en SEOS y soy contratada (primero por una ONG y luego por el municipio). Estoy precarizada, así como está subfinanciado el espacio donde trabajo.

En estos 32 años han pasado 9 gobernadores y muchísimos más funcionarios que en muchos casos (con honrosas excepciones) han creído que cuando ellos llegan empieza todo de cero («la Gran Colón» le decimos nosotras).

Hemos asistido a acosos laborales, despidos, traslados compulsivos aprietes, maltratos, uso e intentos de uso clientelar de nosotras o de las comunidades. Hemos visto despedir a compañeras maravillosas y, hasta ahora, nadie les pidió disculpas. Nadie hizo Justicia.

Hemos visto manejo discrecional de los pocos recursos de SEOS. Hemos asistido a velados modos de uso político partidario de los espacios.

Hemos participado siempre. Hay cientos de escritos, horas de militancia para hacer propuestas que están en cajones de la Legislatura (tal vez).

El nuevo proyecto de ley solo incluye unas palabras referidas a SEOS y esas pocas palabras no solo nos ofrecen una regresión de derechos, sino que más bien son una quita de derechos de las y los trabajadores y las comunidades.

Reconocemos a quienes legítimamente han escuchado nuestros reclamos en estos días; siempre estaremos dispuestas a proponer, a participar.

Pero, ¿cuál es el apuro de hacer esta ley que precariza lo ya precarizado? Que legaliza lo que ya en SEOS es moneda corriente: los aprietes, el ciberpatrullaje. No en todos los casos, claro; depende de quién te toque de patronal con cada cambio de gestión nacional, provincial, municipal.

Mi apuro HOY es conseguir más COMIDA para MAÑANA, que entregamos los bolsones de la DGE con la escasa comida, a las familias. Mi urgencia es acordar con el equipo estrategias para acompañar y acompañarnos con nuestros precarios recursos tecnológicos. Mi urgencia es ver cómo acompañar a las familias que están con covid19 u otras enfermedades y NO son atendidas.

Igual, tenemos mucho para proponer:

  • Que se termine la precarización.
  • Que la DGE se haga cargo de SEOS con el financiamiento adecuado y respetando toda su diversidad.
  • Que no dependamos de Educación Privada o de espacios que tienen otros nombres pero son lo mismo como la DEGSyC.
  • Que no dependamos de los municipios y sus escasos recursos, ni de las fundaciones y sus dádivas tramposas (el «neo-humanismo» de los millonarios y su caridad interesada).

Mientras seamos un subsidio tipo dádiva, las primeras infancias y otras infancias no serán política de Estado. Llevamos muchos años de que nos hagan «jugar a participar».

Participaremos si de verdad el diálogo es genuino y no nos llaman para legitimar lo que ya está cocinado.

Mientras tanto, SEGUIMOS LUCHANDO, como jamás lo dejamos de hacer en estos 32 años con 9 gobernadores de diferentes partidos políticos, y la reiterada intención de no reconocernos como un espacio legítimo de la educación pública provincial y de la organización social de los cuidados.

Previous Atención: horario de los caravanazos del 29 y 30/9
Next #NoAEstaLeyDeEducación es el grito unánime las escuelas: resultados del Plenario Provincial