Denunciamos el embargo de la CTA Mendoza contra el SUTE


Gustavo Correa, Secretario General de la CTA de Mendoza y principal referente de la Agrupación Azul Naranja ha demandado nuevamente al SUTE por la suma total de $2.600.000. La demanda que interpuso en la justicia corresponde a las cuotas sindicales «no abonadas» luego de la salida del SUTE de la CTA. Pretende que miles de trabajadores/as de la educación le paguen a su nombre lo que correspondería a las cuotas desde fin del 2018 a la actualidad.

Este dirigente sindical desconoce la resolución de un Plenario Provincial (máxima autoridad de nuestro gremio) que decidió desafiliarse de dicha entidad, en base al debate en las escuelas y los mandatos elaborados desde las bases.

¿Cómo se llama querer resolver inmiscuyendo a la Justicia en asuntos internos del sindicato cuando no se tiene acuerdo con el resultado de una votación democrática? Haciendo uso de la misma Justicia que avaló el ítem aula, que persigue y condena a nuestros/as compañeros/as por luchar, ha dado lugar a dicho amparo y pretende sacar de los aportes de los y las afiliadas al sindicato una millonaria suma. Además, intima a que se le abone a su nombre.

Cabe recordar que el señor Correa ya demandó anteriormente al SUTE por medio millón de pesos, declarándose despedido del gremio una vez que terminó el mandato de la gestión anterior. Ahora abre un pleito judicial contra nuestro sindicato, el de todos y todas las trabajadoras de la educación, entidad a la que no está afiliado. Y a pesar de todo esto, además, exige ser afiliado. Pues no corresponde, por art 13 inciso d de nuestro estatuto.

Hablamos de la misma persona que metió al Ministerio de trabajo en el gremio, porque tampoco tuvo acuerdo con el resultado de las elecciones en la seccional de Guaymallén.

Sostiene una coherencia intachable: siempre recurre a la Justicia y al gobierno para conseguir por medios no democráticos lo que no logra ganar en las urnas o en el debate político en los plenarios.

El Secretario General de la CTA debería dar cuenta a celadores y celadoras que cobran $18.000 o maestras que cobran $24.000 por qué se quiere llevar $2.600.000 de todos y todas nosotras que aportamos mes a mes a sostener nuestra herramienta sindical.

¿Qué clase de dirigente utiliza sus lazos con funcionarios, amistades y contactos para ir contra los y las trabajadoras?
Muchas explicaciones debe dar.

Además, Correa tiene pendientes en Junta de Disciplina del gremio dos denuncias en su contra por violencia de género en el marco de las últimas elecciones de CTERA, por lo cual es una prueba más que recurre a prácticas deshonestas, inmorales y violentas, cuando los resultados de la democracia sindical no le son favorables.

Desde el Secretariado Provincial del SUTE proponemos que sean las escuelas y los plenarios los que debatan sobre los ataques de Gustavo Correa al SUTE, el cual debe darse en un marco de profunda democracia, en próximas instancias que serán comunicadas en su debido momento.

SECRETARIADO EJECUTIVO SUTE

Previous Curso de formación: ESI en Nivel Secundario y Superior
Next El fondo de huelga y la democracia sindical como herramientas para profundizar la lucha