El IES de Santa Rosa continúa la lucha por un edificio digno


El IES 9-028 de Santa Rosa no tiene edificio propio, como la mayoría de los IES de la provincia. Sus cinco carreras funcionaban en un edificio alquilado al Arzobispado, que hace un tiempo quedó inhabilitado parcialmente por deterioros en la estructura que ponían en riesgo a trabajadores/as y estudiantes. Desde ese momento, la comunidad educativa no obtuvo respuestas adecuadas por parte del gobierno escolar y comenzó una lucha por un lugar digno donde estudiar, realizando asambleas, movilizaciones y clases públicas, mientras tenían clases hacinados en los espacios del edificio que estaban sin clausurar.

Este miércoles 23 de octubre el gobierno escolar inhabilitó la construcción en forma total y desmembró sistemáticamente al IES, ordenando que las carreras se dicten en tres escuelas distintas que se encuentran alejadas a cuatro kilómetros unas de otras. Esto no constituye una solución al problema: dividir el instituto en tres sedes atenta contra la calidad institucional y académica; causa problemas de matrícula; deja a algunas carreras sin acceso a los recursos didácticos necesarios para estudiar como biblioteca, proyector, computadora y servicio de fotocopias; desarticula proyectos institucionales que se organizan entre varias carreras, como los espacios curriculares electivos, etc.

Además, la Escuela 1-026 Amador Rodríguez, donde fueron trasladadas dos carreras, no cuenta con aulas suficientes, espacio para bedelía, baños disponibles en todo el horario de cursado, ni luminaria apropiada para el turno vespertino. El establecimiento se encuentra a kilómetros de la villa cabecera y aún no se garantiza el servicio de transporte hasta el lugar ni se acondiciona la parada de colectivo, que resulta muy peligrosa durante la noche porque no tiene luz.

Con esta medida los funcionarios del gobierno incumplen con la resolución 2010/18 que ellos mismos impusieron a pesar de la resistencia de los IES, que establece que las carreras de formación docente deben ser dictadas solo en las sedes centrales de las instituciones, entre otras medidas de ajuste.

Exigimos al gobierno escolar que cese con el desmantelamiento del IES 9-028, que es una clara consecuencia de las políticas de ajuste al nivel superior que viene implementando, y se ocupe de otorgar soluciones definitivas, adecuadas e inmediatas al problema edilicio del IES, garantizando el derecho a una educación de calidad de los/as estudiantes y al trabajo en condiciones dignas de los/as trabajadores/as.

Hacemos responsable al gobierno provincial del deterioro en la Educación Superior, en general, y del IES de Santa Rosa en particular. Desde el SUTE continuaremos denunciando esta situación y organizando acciones al respecto.

#MásParaEducación

SECRETARIADO EJECUTIVO SUTE

Previous Inicia la "Cátedra abierta de Derechos Humanos"
Next Sobre vencimientos de psicofísicos