En tiempos de crisis, organicemos la solidaridad entre trabajadores/as


La sociedad está en condiciones excepcionales y el sindicato no es ajeno a esto. Estamos atravesando una cuarentena obligatoria que ha ocasionado que la vida de miles de compañeros/as se precarice aún más. Celadores/as sin contraturno, docentes sin posibilidad de tomar suplencias o que perdieron horas previo al inicio de la cuarentena y, por si esto fuera poco, compañeros/as que tenían otros ingresos, ya no los tienen. Todo esto, en medio de la suspensión unilateral de la paritaria por parte del gobierno, el congelamiento del salario, las malas liquidaciones constantes y el impedimento de toda acción sindical producto de la Resolución 238/2020 del Ministerio de Trabajo de Nación.

Con las pocas herramientas que disponemos durante el tiempo que dure este aislamiento, desde el SUTE hemos realizado numerosos reclamos a la Dirección General del Escuelas: para garantizar estabilidad laboral y salarial; para reducir las absurdas exigencias sobre quienes trabajan desde el hogar con recursos limitados y gracias a sus propios medios; para compañeros/as que han tenido que asumir tareas sociales fundamentales en la entrega de comida; para proteger a compañeros/as que siguieron asistiendo a las escuelas, como es el caso de los SEOS.

A esas tareas, creemos fundamental profundizar la dimensión social en el accionar del sindicato durante la pandemia. Es una continuación de una política de gremio solidario que venimos trabajando a través de reintegros, subsidios y el fondo para compañeros/as en situación de emergencia.

A diferencia del Estado que elige seguir pagando millones en intereses de deudas a grandes capitales, los recursos del sindicato son limitados para poder abarcar todas las necesidades. Por eso, en esta ocasión, hemos dispuesto $1.000.000 (un millón) para la compra de alimentos que serán repartidos a 1.000 trabajadores/as de la educación afiliados/as. La mitad corresponden a fondos del sindicato y la otra mitad corresponde al fondo de lucha que el sindicato viene conformando. Los criterios de selección de quienes recibirán esta ayuda están especificados en el formulario de inscripción; el mismo se habilitará únicamente los días miércoles 8 y jueves 9 de abril para anotarse. Además, pondremos a disposición campings del sindicato para que sean utilizados como instalaciones sanitarias, en caso de ser necesario.

Sabemos que no alcanza y de que ningún modo resuelve la situación general de nuestro sector, cuya única salida está en la organización y lucha para lograr mejores condiciones de trabajo y salarios para poder vivir dignamente. Es una primera experiencia de solidaridad en medio de esta situación de emergencia y, como tal, sujeta a errores e insuficiencias. Pedimos comprensión y que, entre todos/as pensemos más y mejores formas de crear lazos solidarios. Por ejemplo, cómo aportar desde el conocimiento de las escuelas a detectar quienes son los/as compañero/as en situaciones más vulnerables y colaborar con quienes necesiten ayuda para completar el formulario de solicitud. También las y los invitamos a acercar nuevas propuestas: todas serán bienvenidas.

En estos tiempos excepcionales, tenemos la necesidad de ser excepcionalmente unidos/as y solidarios/as entre nosotros/as.

SECRETARIADO EJECUTIVO SUTE

Previous Reconocimiento a Trabajadores/as de la Educación
Next El SUTE reclama que se realicen llamados a suplencia y se suspendas las bajas