Fundamentos legales para la retención de tareas


La “retención de tareas” como medida legítima de acción sindical se fundamenta en los incumplimientos de la patronal (el gobierno) de sus obligaciones contractuales y en la modificación unilateral (es decir, en la imposición) de nuestras condiciones de trabajo sin previo acuerdo paritario.

El argumento legal está en el art. 14 bis de la C.N, convenio 87 de la OIT y el artículo 1031 del Código Civil y Comercial de la Nación que establece que cuando una parte deja de cumplir sus obligaciones contractuales, la otra parte puede suspender el cumplimiento de las suyas en forma proporcional y contemporánea.

En efecto, el gobierno escolar impuso unilateralmente el teletrabajo o trabajo a domicilio virtual sin entregar y poner a disposición de los/as trabajadores/as las herramientas de trabajo. Se amplió en los hechos la carga horaria y de tareas a los y las docentes, directivos, preceptores/as, etc., haciendo que “reemplacen” en cargos y horas sin personal, y sin retribución salarial alguna, mientras no se llama a suplencias de manera completa.

El salario sufre una pérdida mes a mes por la inflación, es decir, un descuento salarial ilegal e inconstitucional, cerrando la negociación colectiva e incumpliendo los acuerdos paritarios. Como culminación de todo esto: el incumplimiento del medio aguinaldo, que constituye un salario caído.

Por esto convocamos a todos los y las trabajadoras de la educación a ejercer este derecho de “retención de tareas”, a fin de obligar a la DGE a cumplir las suyas, a hacerse cargo de la educación y respetar nuestros derechos.

#AsíNoEmpezamos

#ParitariasYa

#LaDeudaEsConLaEducación

SECRETARIADO EJECUTIVO SUTE

Previous Jornadas: Propuestas para debatir y organizarnos
Next Nuevos cursos de formación en Educación Sexual Integral