Hasta siempre, querida Agustina Corvalán


Con profundo dolor despedimos a una enorme luchadora. Junto a otras grandes mujeres mendocinas puso en pie, hace 42 años, las Madres de Plaza de Mayo en la provincia.

Durante cuatro décadas marchó cada jueves en sentido inverso a las agujas del reloj de la plaza San Martín exigiendo memoria, la verdad y la justicia.
Tenía 92 años. Hasta el último día, siguió buscando a su hijo Rodolfo Osvaldo Vera, secuestrado el 6 de diciembre de 1977.

Su lucha no será en vano, Agustina. Lo seguiremos buscando y luchando como nos enseñó con su ejemplo

SECRETARIADO EJECUTIVO PROVINCIAL- SUTE

Previous ESCUELAS ALBERGUE SECUNDARIAS
Next Uspallata sigue sin respuestas