Hasta siempre Ramón


«Asumo la vejez sin drama alguno, cómo también el momento del hábito último porque la muerte es apenas un instante. Hasta entonces, la práctica de un hedonismo a full: asados, vino, mate, cigarrillos, guitarreadas y revoluciones entre las viñas y más allá. Y el ejercicio del amor. Un final a todo o nada.»

Infinito Ramón

Previous No al golpe en Bolivia: fuera el imperialismo de América Latina
Next Tercer encuentro «Cátedra abierta de Derechos Humanos»: el genocidio en Argentina y el movimiento de DDHH