Luchar por los derechos de los/as trabajadores/as no es delito: desprocesamiento ya


Este miércoles 21 de octubre, a las 9hs, se realizará audiencia virtual por compañeros/as imputados/as el pasado 5 de julio.

El pasado 5 de julio, decenas de trabajadores/as municipales fueron reprimidos/as en Kilómetro Cero y luego detenidos/as. Allí estuvimos presentes compañeros/as del SUTE porque sabíamos y sabemos que la pelea es la misma: que el gobierno escuche, se siente en paritarias y empiece a resolver todos y cada uno de los innumerables problemas que tenemos en todas las reparticiones públicas y sectores de trabajadores/as.

A cada uno de los reclamos de los/as trabajadores/as ante el Estado, la respuesta ha sido ninguneo rotundo: ni apertura de paritarias, ni aumento salarial de emergencia. Salvo por el freno momentáneo al proyecto de educación, producto de una movilización masiva en toda la provincia, tras el reclamo, la única respuesta es el garrote.

La unidad expresada en las calles logró un primer triunfo para los/as municipales. Contra esa unidad apunta el gobierno, para que se disuelva y no se expanda a otras luchas. Para esto pretende avanzar con nuevas imputaciones.

Seguiremos exigiendo el desprocesamiento de Sebastián Henríquez, Pablo Massutti, Verónica González, Mariana Páez del SUTE, compañeros de ATE, de organizaciones sociales y de todos/as los/as luchadores/as. Exigimos además la urgente prescripción de la causa de junio de 2018 y el cese de todas persecución. Continuaremos denunciando que luchar por nuestros derechos no es delito.

Y seguiremos construyendo unidad con todos/as los/as trabajadores/as, porque es una nuestra herramienta más importante para alcanzar las victorias que necesitamos.

Llamamos a todas las organizaciones a expresar su solidaridad y su repudio a la persecución de los/as compañeros/as.

Desprocesamiento ya de todos/as los/as luchadores/as

Apertura de paritarias ya: aumento salarial de emergencia

#MásParaEducación

SUTE – ATE

Previous La educación en debate: encuentro con organizaciones sociales
Next ¿Retorno presencial?