«No sólo vamos a defender los mecanismos de actualización, sino que exigiremos una verdadera recomposición salarial»


Lo aseguró a los medios, Sebastián Henríquez, Secretario General del SUTE, dejando clara la posición del sindicato frente a las declaraciones del gobernador electo, Rodolfo Suárez, quien aseguró que «la cláusula gatillo es insostenible en el tiempo».

El gobierno que asumirá el 10 de diciembre en Mendoza llega para continuar y profundizar las políticas que ha puesto en práctica el actual poder ejecutivo provincial. En realidad, la situación no sorprende por tratarse de un gobierno del mismo color político al saliente. Lo que sí sorprende es que aún faltando dos meses para su asunción, el gobernador electo, Rodolfo Suárez, parece querer iniciar un campo de conflicto con los trabajadores estatales, tras afirmar que «la cláusula gatillo es insostenible en el tiempo». Recordemos que dicha cláusula se implementó a partir de este año, fruto de la lucha que el SUTE -en particular- y los gremios estatales -en general-, dieron en la paritaria.

Consultado acerca de las declaraciones de Suárez, el titular del SUTE, Sebastián Henríquez, dejó muy clara la posición del sindicato: «lo primero que hay que decir, es que no sólo vamos a defender los mecanismos de actualización, sino que exigiremos una verdadera recomposición salarial. Lo que nos está anunciando con esa frase el gobernador electo, es que los/as trabajadores/as de la educación y los/as estatales en general, vamos a quedar con salarios por debajo de la inflación el año que viene. Es decir, vamos a poder comprar menos cosas, vamos a tener menos para cuidar nuestra salud, menos para acceder a una vivienda, menos para pagar el alquiler, menos para cubrir las necesidades de nuestros hijos, menos para ir a la escuela. No parece un anuncio de quién quiere asumir una nueva etapa en el gobierno».

Profundizando acerca de la cláusula gatillo, Henríquez afirmó: esta cláusula nos permite no perder frente a la inflación, pero no es suficiente, porque nosotros partimos de salarios de miseria, como son los del sector educativo en particular y los salarios estatales, en general. Hay salarios que no rozan la canasta familiar. Por esto, no solamente vamos a defender la clausula gatillo, sino que vamos a plantear que tiene que comenzar la recomposición salarial, porque venimos de años de pérdida del salario».

Respecto del posible inicio de un nuevo conflicto en Mendoza, el titular del SUTE, indicó: «es un anuncio no alentador, que marca un campo de conflicto de manera innecesaria y que además es contradictorio con los discursos de campaña, donde afirmaron que se ha ordenado la provincia, que las cuentas están ordenadas y que viene una etapa de crecimiento. Ante esto, la pregunta obligada es: ¿cómo va a venir una etapa de crecimiento si lo que pretenden de entrada es golpear el bolsillo de los trabajadores y trabajadoras? Esperemos que sólo haya sido una frase inoportuna del gobernador electo. De todas maneras los/as trabajadores/as de la educación vamos a comenzar la discusión acerca de los planteos salariales y de otros temas, en los plenarios. Por otra parte, no hay que perder de vista la cuestión nacional, porque a partir de las elecciones del 27 de octubre, vamos a pelear por la reapertura de la paritaria nacional, para abrir nuevas discusiones acerca del salario nacional de referencia. Pero insisto, nosotros vamos a partir siempre de defender lo que ya conquistamos y la clausula gatillo es una conquista. No obstante, tenemos que recomponer muchas situaciones salariales dentro del sistema. Por ejemplo, la de los/as compañeros/as celadores/as que se inician en el sistema educativo en una escuela sin antigüedad y sin zona, con un salario de algo más de 16 mil pesos».

Sobre el posible inicio de nuevos frentes de lucha, el Secretario General del SUTE, sentenció: «por ahora estamos abocados a que se cumpla la paritaria vigente, tanto en lo salarial como en lo no salarial, pero nos iremos preparando para la etapa que viene y discutiendo con los compañeros y compañeras en los plenarios del SUTE. Bajo ningún punto olvidamos que este es el gobierno del ítem aula, el gobierno que ha cesanteado a compañeras y compañeros en las escuelas, el gobierno que imputó por defender la escuela pública a varios integrantes del secretariado ejecutivo del SUTE y a otros compañeros/as; y el gobierno que asume en diciembre es del mismo color político».

Previous Concurso de rotación e ingreso a la Jerarquía Inspectiva
Next Entrega de analíticos CENS SJAO/ EGS Nº 508 “Trabajadores de la Educación”