Nuestra escuela no está en condiciones: ¿qué hacemos?


Los/as trabajadores/as de la educación sabemos que en numerosas ocasiones no existen condiciones adecuadas para permanecer en los edificios: problemas de agua, cloacas desbordadas, falta de ventilación o de calefacción en invierno, aulas que se llueven, problemas en el tendido eléctrico, aulas que no respetan normas mínimas de higiene y seguridad, etc.

En un contexto de pandemia, esto se agrava enormemente. Y tenemos el derecho y la obligación de hacer que la patronal -la Dirección General de Escuelas- actúe para solucionarlos.

Si identificamos que en nuestra escuela no están dadas las condiciones para permanecer en el edificio, entre compañeros/as (docentes, celadores/as, directivos) podemos organizarnos, realizar un acta gremial donde dejamos constancia objetiva de lo que acontece y suspender la jornada laboral. Es fundamental comunicar al sindicato para que acompañe en el reclamo.

DESCARGAR MODELO DE ACTA GREMIAL

#MásParaEducación

Previous CONCENTRACIÓN en el marco de "mesa de diálogo" convocada por la DGE
Next Formación de delegados/as escolares permanentes