Nueva audiencia: continúa la lucha mientras el gobierno insiste en criminalizar la protesta


Pese a la sólida argumentación del abogado defensor del SUTE y que la fiscalía reconoce irregularidades en el proceso, el juez rechazó el planteo para que se dé por caída la causa. 

Una nueva audiencia tuvo lugar en la mañana de este miércoles -23 de octubre de 2019- en el Poder Judicial. Se trata del caso en el que el ejecutivo provincial, en el marco de su política de persecución y de criminalización de la protesta, pretende imputar a 11 trabajadores, seis de ellos compañeros/as del SUTE.

Luego de la audiencia, el Secretario General del SUTE, explicó que «el juez rechazó el planteo realizado por nuestra defensa, para que antes de avanzar en las imputaciones se dé por caída la causa ya que todo el procedimiento ha sido irregular, desde las identificaciones hasta el hecho evidente de que no hubo delito. El juez termina rechazando ese planteo y da lugar a que se siga con la investigación en base a argumentos técnicos con los que nuestra defensa no coincide y que han sido apelados. Es decir, todavía no estamos imputados y ahora estamos a la espera de la respuesta acerca de si se da curso o no a nuestra apelación».

Profundizando acerca del contenido de la audiencia, Henríquez indicó: «la fiscal reconoce que no hubo corte de tránsito. Dice que hubo entorpecimiento, pero que -sin embargo- para ellos igual es delito. Partiendo de esta afirmación, debemos suponer que en adelante vamos a comenzar a cometer «delitos» de manera constante, porque seguramente van camino a considerar que cada movilización es un delito, lo cual es insostenible desde el punto de vista institucional y democrático. Lo otro que reconoce la fiscalía, es que las identificaciones que se hicieron fueron precarias, es decir, que no cumplieron con los requisitos, como no haber pedido documentos, por ejemplo. Nosotros sostenemos que las identificaciones no las hicieron en el nudo vial, donde realizamos la manifestación, sino que las hicieron después, cuando llegamos en Casa de Gobierno, lo cual es absolutamente irregular. Entonces, paradójicamente, la fiscalía reconoce todo esto, pero a la vez considera que hay que seguir con la investigación para ver si nos imputan o no».

Para cerrar, el titular del SUTE, volvió a insistir con lo que el sindicato viene denunciando desde hace tiempo «estamos en un escenario donde se está viendo una agudización del carácter represivo del gobierno, que está llevando a un extremo no conocido la criminalización de la protesta. Pareciera que nos quieren llevar a que hagamos movilizaciones por la vereda, porque todo lo demás va camino a ser considerado delito. En cuanto a lo judicial, ahora quedamos a la espera de la decisión del juez, respecto de la apelación que ya presentó nuestro abogado».

Previous #ElArteEduca: la campaña de las Escuelas Artísticas Vocacionales para que la paritaria se cumpla
Next Supervisoras/es exigieron respuestas en DGE