Nuevos fallecimientos: exigimos virtualidad ya


Este jueves 22 de abril amanecimos con la triste noticia de una nueva docente fallecida por covid-19: Paula Ruano, profesora de la Esc. 4-010 «María Elena Champeau» de Godoy Cruz y de otras escuelas de la provincia. Son noticias cada vez más cotidianas: también nos enteramos de fallecimientos de madres de nuestros compañeros/as trabajadores/as y de familiares de nuestros/as estudiantes.

Paula es otra compañera cuya muerte lamentamos, producto de la decisión criminal del gobierno de sostener la educación presencial aún cuando la pandemia avanza a pasos agigantados cada día. Se subestima la enorme circulación de gente que la presencialidad implica y sus consecuencias tanto en el ámbito escolar como en otros.

La pandemia y muerte que en los titulares de los diarios se vuelven una abstracción, significan personas, cuerpos, historias. No basta con señalar que desde el inicio de las clases los casos semanales treparon más de 400%; no basta con decir que el sistema sanitario ya se saturó, que hay compañeros/as buscando camas que no hay o esperando durante horas respuestas de un 0800 de OSEP para recibir una respuesta de qué hacer: hay nombres, cuerpos, historias.

Denunciamos que, en gran medida, son muertes evitables y responsabilizamos al gobierno por ellas. ¿Por qué? Porque la exposición al virus en los establecimientos educativos no es una necesidad urgente. Porque el cinturón de ajustar presupuestos, de precarizar trabajadores/as en todos los sectores del Estado también contribuye a la saturación del sistema sanitario. Porque las decisiones del gobierno muestran una pretensión de normalidad que es aberrante y criminal.

Queremos nombrar a nuestros compañeros/as, a estudiantes, a familiares, amigos/as. Es una enumeración incompleta y, como tal, injusta:

  • Walther Din, profesor de de la Esc. 4-020 «Gabriel del Mazo» de Godoy Cruz.
  • María Fernanda Barzola, estudiante del IES 9-028 «Prof. Estela Susana Quiroga». También su padre falleció poco después.
  • Sebastián Touza, profesor de la Fac. de Ciencias Políticas de la UNCuyo.
  • Mario Raúl Anaya, docente de la Esc. 4-114 «Manuel Belgrano» de San Martín.
  • Alejandra Patti, trabajadora de la Esc. 4-201 «Paulo Freire» de Lavalle y del IES 9-029.
  • Nancy Armijo, directora de la Esc. 1-502 «María Isabel Zara de Guiard» de Tunuyán.
  • Hermes Chávez, docente de la Esc. 4-124 «Reynaldo Merín» de San Rafael.
  • Paula Ruano, profesora de la Esc. 4-010 «María Elena Champeau» de Godoy Cruz.

Basta de muertes evitables. Exigimos suspensión inmediata de clases presenciales.

Previous Flora Tristán
Next CONVERSATORIO MIGRACIÓN EDUCACIÓN y PANDEMIA