Reclamo por cierre de cursos en CEBJA de Tunuyán y Tupungato y CENS de Capital


Las comunidades educativas junto al SUTE repudiaron la decisión tomada en forma apresurada por la DGE. Desde el sindicato afirman que el gobierno continúa con la lógica del ajuste y el único objetivo de esas decisiones es «ahorrar dinero». Hoy en asamblea se definirán acciones para visibilizar el conflicto y continuar con las medidas de lucha.

El ajuste ha sido moneda corriente durante los cuatro años del gobierno que finaliza. Tal como iniciaron la gestión la terminan. El pasado lunes, se conoció la decisión de la DGE de cerrar aulas en CEBJA del Valle de Uco: «así, dos aulas cierran en el Nº 3-057 «Padre Julián Navarro», de Tunuyán, otras dos en el Nº 3-062″Monseñor J. Fernandez», de Tupungato, en el que además se anunció el inminente cierre del turno noche y en cierre de un aula satélite del CENS Nº 3-405 «Roberto Arlt», de Capital, según denunció el Secretario de Educación del SUTE, Pablo Massutti.

A comienzos de semana, autoridades de la Dirección de escuelas llegaron hasta los CEBJA para ratificar lo que ya habían adelantado por whatsapp: «se cierran dos aulas anexas a cada uno de esos CEBJA, producto de la baja matrícula. El cierre se producirá el 21 de diciembre».

Desde el SUTE, el Prosecretario Gremial, Roberto Garcés, indicó que «esto es muy grave para ambos CEBJA y en el caso del de Tunuyán es aún peor, porque significa el cierre de la escuela, ya que hoy ese CEBJA cuenta con 4 aulas y el cierre de 2 implica que deja de cumplir con el requisito para tener un director-maestro, quien se queda sin trabajo. Y otro problema grave es que a las dos aulas que quedan, de esta escuela que fue creada en 1982, las van a anexar a otro CEBJA, pero se trasladan de lugar, con el inconveniente que ello trae aparejado teniendo en cuenta transporte y distancias. O sea que privan a los estudiantes de poder seguir cursando. Pero además, socialmente esta decisión es muy grave porque vulnera derechos de gente a la que históricamente le han vulnerado sus derechos».

Garcés dijo que «es absolutamente criticable y muy grave que un 25 de noviembre se esté cerrando una escuela porque el ciclo lectivo termina recién en febrero del año próximo, porque los chicos que quedan con materias pendientes -aún en primaria- tienen que rendir en febrero o marzo. Si algo hubiera que analizar acerca de la matrícula, es recién a comienzo del año próximo. Se sigue perjudicando a estudiantes que en la mayoría de los casos trabajan en el campo, que por lo general provienen de zonas vulnerables y que es gente que históricamente ha visto vulnerados sus derechos. Son personas que por diversos motivos no han podido hacer su trayectoria escolar en la edad regular que debiera hacerse».

El pasado martes, la dirección de línea convocó a una reunión en Mendoza, a la que acudieron directivos y alumnos de ambos CEBJA y representantes del SUTE. Pese a la insistencia de que se revirtiera la decisión del cierre de aulas, la DGE hizo caso omiso a la vez que confirmó que seguirán adelante con la disposición. Irónicamente, en la apertura de la reunión, la directora de línea habló de la importancia del fortalecimiento de la educación de adultos. Este gobierno que profundiza la pobreza y las problemáticas en los sectores vulnerables es el mismo que después termina cerrando aulas, secciones y escuelas con el argumento de la Baja matrícula

Hoy por la tarde habrá reunión en los CEBJA para discutir con la comunidad educativa las medidas a seguir. La idea es sacar el conflicto a la calle en los departamentos, en primer lugar y luego visibilizarlo en Mendoza, para que el gobierno entienda que debe dar marcha atrás con esta decisión.

Previous Relevamiento de celadores/as sumariados/as y cesanteados/as
Next Después de los reclamos el gobierno accede a realizar arreglos en la Escuela de Bellas Artes para evitar el vandalismo