Sin consulta al SUTE ni a ninguna organización de base, CTERA firma una paritaria nacional a nuestras espaldas


CTERA y el resto de los sindicatos nacionales firmaron con el Ministro Nicolás Trotta y todos los funcionarios de educación de las provincias -incluido el director general de Escuelas José Thomas- la suma fija y en negro de $1210 en concepto de FONID a partir de agosto hasta noviembre del 2020 y $210 por material didáctico. Los/as celadores quedaron completamente excluidos del acuerdo. Son los/as peor remunerados/as: sus salarios por debajo de la línea de pobreza. También este acuerdo entre cúpulas afecta a aquellos/así compañeros/as que estén por jubilarse.

No se discutió, ni se consultó a las diferentes provincias sobre las nuevas condiciones de trabajo, las cuales pretenden modificar desconociendo los derechos acordados y adquiridos (Decreto 1386/93)

No estuvo en discusión ni las paritarias provinciales cerradas, ni los salarios congelados, ni los aguinaldos suspendidos, ni la falta de cobertura de suplencias.

¿Con esto hay que cubrir los gastos de internet y telefonía?

La virtualidad la sostuvimos los y las trabajadoras de la educación y parece que ni para los funcionarios ni para la CTERA es asunto de debate.

¿Y el impuesto a las grandes fortunas del cual la conducción de CTERA habló durante semanas?

La comisión negociadora del convenio marco de esta paritaria nacional docente se volvería a reunir en ¡noviembre! “para analizar la evolución de este acuerdo y las condiciones laborales del trabajo docente”. Así piensan pasar todo el año, sin discutir las condiciones en que esta educación de emergencia viene sosteniéndose. Mientras tanto, en Chubut siguen sin pagar salarios y la situación en las escuelas de todo el país no permiten ni empezar a pensar la vuelta a la presencialidad.

Reiteramos los términos de la nota presentada por esta conducción, la de ADOSAC (Santa Cruz) y SUTEF (Tierra del Fuego), reclamando por la falta de convocatoria para discutir lo que se acuerda en el ámbito nacional y solicitando que se “convoque a plenario de secretarios/as generales” para poder “aportar las posiciones, propuestas e inquietudes que se elaboran en nuestras provincias. Y avanzar un plan de lucha que obligue a las provincias a abrir paritarias” (Ver aquí).

Como dijimos entonces, reiteramos: “La paradoja inexplicable es que nuestra confederación se sienta a discutir esas condiciones con nuestros ministros de educación provinciales, pero no convoca a discutir a los/as representantes de los/as trabajadores/as de nuestras provincias”

Por todo lo expuesto, convocamos a la retención de tareas el 27 y 28 de julio próximos y a continuar con un plan de lucha, frente a los atropellos que el conjunto de los/las trabajadores/así venimos tolerando. La bronca crece. Y un día desborda.

#ParitariasYa

SECRETARIADO EJECUTIVO SUTE

Previous Exigimos emisión de bono de Secundaria urgente: queremos trabajar
Next Al GOBIERNO DE SUÁREZ NO LE IMPORTA LA SALUD DE LOS/AS CELADORES/AS