Solidaridad con los/as municipales de Guaymallén


Desde el Sindicato Unido de Trabajadores/as de la Educación (SUTE) reclamamos el fin del hostigamiento y persecución por parte de la gestión del intendente de Guaymallén, Marcelino Iglesias, al compañero municipal Martín Rodríguez y a los/as trabajadores de la municipalidad. Esto, a raíz de que les recortado sus haberes por luchar por el reintegro de ítem descontados a sus compañeros que hicieron cuarentena, por la reivindicación del salario y las condiciones de trabajo que no son respetadas por la patronal.

Con esta política, Marcelino Iglesias pretende disciplinar a quienes reclaman frente congelamientos salariales, el hambre creciente y el conjunto de políticas que lleva adelante tanto el municipio como el gobierno provincial. Los padecimientos son los mismos que vivimos los/as trabajadores/as de la educación.

Nos solidarizacmos con esta lucha. Somos parte de la misma clase social que resiste y pelea en defensa de las condiciones de vida de las y los que viven de su trabajo, y que castiga con descuentos extorsivos y represión a quienes hacen frente al avasallamiento por parte de un gobierno que ve en los trabajadores/as del estado una variable de ajuste para favorecer los intereses de una minoría.

SECRETARIADO EJECUTIVO SUTE

Previous Reclamo: trabajo para todos/as, IFE y funcionamiento de las Juntas
Next Basta de dilaciones: ¡llamen a suplencias ya!